Europa registra un muerto por coronavirus cada 17 segundos

Agencias
-

La OMS alerta de que el continente acumula el 26 por ciento de los fallecidos en el mundo, con 29.000 en la última semana

Italia se ha vuelto a convertir en uno de los principales focos de la pandemia. - Foto: PAOLO SALMOIRAGO

Europa está siendo duramente golpeada en esta segunda ola de la pandemia. Países como Italia, Francia o el Reino Unido suman cada día más de medio centenar de fallecidos por la COVID-19, pero la situación tampoco es alentadora en otros muchos países. Así, según apuntó ayer la Organización Mundial de la Salud (OMS), cada 17 minutos muere una persona  por coronavirus en el Viejo Continente, donde solo la semana pasada se registraron más de 29.000 decesos por esta causa. 
El director regional de la OMS para Europa, Hans Kluge, agregó que en los últimos 15 días las muertes por SARS-CoV-2  han aumentado un 18 por ciento, y de que el continente ya registra el 26 por ciento de todas las defunciones por coronavirus confirmadas en todo el planeta y un 28 por ciento de los casos de infección.
De hecho, llamó la atención por el hecho de que más del 80 por ciento de los países europeos tienen una incidencia de más de 100 casos por 100.000 habitantes e, incluso, un tercio de ellos de más de 700 infectados por 100.000 personas.
«Esto está provocando una saturación de los sistemas sanitarios como, por ejemplo, en Francia donde las unidades de cuidados intensivos han estado durante 10 días por encima del 95 por ciento de su capacidad, o en Suiza donde ya están llenas», señaló Kluge.
Ahora bien, gracias a las medidas de contención, los nuevos casos semanales se han reducido de los dos millones registrados hace 14 días hasta los 1,8 millones detectados la semana pasada. Una «pequeña» reducción que fue valorada positivamente por el experto, quien instó a los países a que continúen llevando a cabo iniciativas para frenar la expansión del coronavirus.

 

Evitar cierres

Así, aseguró que los confinamientos se pueden evitar si, por ejemplo, el 95 por ciento de la población utiliza mascarillas. «Existe un daño colateral significativo asociado con los confinamientos como el incremento de problemas de salud mental, el abuso de alcohol y drogas, violencia de género, interrupción de los servicios esenciales y necesidad de un mejor apoyo económico para las personas afectadas, incluidas las personas que pierden su trabajo», detalló.
Por otro lado, pidió a los Gobiernos proteger a los niños, garantizando que puedan seguir acudiendo a los colegios de forma segura. «Los niños, niñas y adolescentes no se consideran los principales impulsores de la transmisión, por lo que el cierre de escuelas no es una medida eficaz para el control del coronavirus», subrayó, apenas unas horas después de que las autoridades de Nueva York anunciasen el cierre temporal de todos sus centros educativos.
Finalmente, Kluge aseguró que estas Navidades serán «diferentes» pero podrán también ser «alegres». «Disfruta la temporada festiva con tus seres queridos. Si es una reunión más grande con personas vulnerables, puede posponer esa reunión hasta que pueda reunirse de manera segura y, a pesar del frío, si las restricciones locales lo permiten, reúnase en el exterior con sus seres queridos», zanjó el experto.