scorecardresearch

Preparados para la nevada que pueda caer

R.E. MAESTRO
-

La nieve tiñe de blanco pueblos como Barbadillo del Pez, con sus vecinos listos por si va a más. Se esperan 25 centímetros en el Sistema Ibérico y otros 10 en la Cordillera Cantábrica burgalesa. A primera hora de la mañana, mucha lluvia en la capital

Conchi y Marisa paseaban ayer por los alrededores de Barbadillo de Herreros mientras disfrutaban de los bonitos paisajes que habían dejado los primeros copos. - Foto: Alberto Rodrigo

Casas calientes, despensas llenas y botas listas. Los primeros copos de nieve han llegado a nuestra provincia y no han pillado por sorpresa a los vecinos. Los paisajes lucían ayer por la tarde un precioso manto blanco en varios puntos de La Demanda y avanzaban lo que puede ocurrir en más zonas durante las próximas horas. Se había advertido de que llegaba un importante temporal y, efectivamente, ha evidenciado que el invierno acecha.

«Esta mañana nevaba con fuerza, sobre las 12, pero esta noche caerá más», aseguraban ayer Conchi y Marisa mientras caminaban por un «paisaje precioso» de Barbadillo de Herreros. Razón no les faltaba, ya que las previsiones aseguran que caerá con más intensidad. Reconocían estar preparadas para lo que venga y, de hecho, habían cambiado su habitual ruta para caminar, con sus botas, abrigos y paraguas, para ir por la carretera, que se encontraba limpia a diferencia de los caminos.

En el caso de Conchi y Marisa, que son de Burgos y Madrid, respectivamente, tras la pandemia  decidieron trasladarse al pueblo y este temporal lo viven tranquilas.  «Aquí no tenemos muchos problema al pasar la quitanieves todos los días y además estamos bien servidos porque nos vienen los camiones para hacer la compra a la puerta de casa», comentaban. Aún tienen miedo a la covid y ahora esta primera nevada les ha permitido ver una estampa que enamora.

Llegar hasta Barbadillo del Pez también se hacía complicado en algunos tramos. No por el hecho de que la carretera se encontrase en mal estado, más bien por la fuerza con la que caían los copos (...).

(Más información, en la edición impresa de Diario de Burgos de este martes o aquí)