scorecardresearch

La estación se cubrirá de paneles solares para el autoconsumo

HÉCTOR JIMÉNEZ
-

Aprovechará casi 2.800 metros cuadrados de los edificios que flanquean al vestíbulo y el techo del andén principal con una medida energética que aplicará en 45 terminales de toda España

La inversión prevista ronda los 115.000 euros y debería estar en marcha antes de que finalice 2022. - Foto: Alberto Rodrigo

El Administrador de Infraestructuras Ferroviarias se sube al carro de la eficiencia energética, también en el aprovechamiento de sus grandes edificios para la colocación de placas solares que lo encaminen hacia la mayor independencia posible. 

Este organismo dependiente del Ministerio de Fomento ha anunciado un plan en toda España que afectará a 45 emplazamientos a lo largo de todo el país y la estación de Burgos será uno de ellos. La cubierta se llenará de placas solares buscando un «autoconsumo sin excedentes».

La terminal Rosa Manzano verá  en los próximos meses la colocación de una superficie total de 2.780 metros cuadrados de paneles, para lo que se abrirá una licitación con un importe de 112.000 euros. Concretamente, tal y como ha explicado el ADIF, «la actuación se realizará en las cubiertas de grava de edificios circundantes al vestíbulo central de la estación y en la cubierta primera sobre el andén principal». 

No se tocará, por tanto, la cubierta del hall, que acaba de ser reparada justo antes de la apertura de la línea de alta velocidad, después de años sufriendo unas goteras que ofrecían una imagen deplorable de la estación burgalesa.

Para el conjunto de España la empresa ADIF Alta Velocidad ha explicado que su objetivo es invertir  más de 22 millones de euros «bajo la modalidad de autoconsumo con y sin excedentes». El plan energético está basado en la instalación de plantas fotovoltaicas en terrenos de su propiedad (por el momento tramita una de 15 MW). 

Listo este año. En total, con las actuaciones previstas, la potencia instalada ascenderá a 23 MW y la energía generada se estima en 35 GWh/año. «El plan de autoconsumo impactará positivamente en el entorno, ya que evitará la emisión a la atmósfera  de CO2», subrayan. Bajo la modalidad de autoconsumo sin excedentes, ADIF AV ya trabaja en 21 instalaciones tras adjudicar el proyecto constructivo, la ejecución de las obras, la operación y el mantenimiento. Su previsión es que estén operativas antes de que acabe este año y el administrador calcula que conseguirá  una cobertura media del 13% del total de la energía consumida. En paralelo, se evitará la emisión anual de 318 toneladas de CO2. En el consumo con excedentes, por su parte, ya se han adjudicado los trámites para 25 instalaciones solares sobre cubiertas, marquesinas y terrenos, por un importe de 6,6 millones de euros, que sumarán una potencia total instalada de 6,1 MW, cuya energía neta anual generada será superior a los 9 GWh y en la que el aprovechamiento promedio de la energía fotovoltaica en autoconsumo llegará al 85%.