scorecardresearch

El Canal de Aranda renueva los cargos en una tensa asamblea

L.N.
-

Los elegidos son conscientes de que la otra parte "tratará de impugnar y seguir dando guerra", pero defienden que la votación se hizo "con toda la legalidad"

El Canal de Aranda renueva los cargos en una tensa asamblea - Foto: DB

La Comunidad de Regantes del Canal de Aranda ya tiene nuevo presidente, vicepresidente, secretario y tesorero. Se trata de Emilio Rojo, José Antonio Martín de la Cruz, Ildefonso Casado y Javier Alejandro Rojas, respectivamente. Así lo decidieron ayer los comuneros en una votación convocada por una de las dos partes de este colectivo que llevan enfrentadas desde hace más de cinco años. La asamblea tuvo momentos de tensión, con gritos por parte de algunos comuneros y un cruce de acusaciones mutuas.

La renovación de la junta directiva salió adelante con 190 votos y dos papeletas en blanco. También se eligieron a 15 vocales y 15 suplentes, de los cuales seis corresponden a Aranda, cuatro a Vadocondes, otros cuatro a Villalba de Duero y el restante, a Zazuar. En total, la Comunidad de Regantes del Canal de Aranda cuenta con 2.300 hectáreas y 1.900 usuarios. De ellos, 585 tienen derecho a voto directo (bajo la fórmula de una hectárea, un voto). No obstante, cabe la opción de que haya más votos si los comuneros con parcelas inferiores a una hectárea se agrupan.

Sea como fuere, en la asamblea no faltaron reproches y hasta algunos improperios en el marco de un enfrentamiento que se remonta a 2017 y que ha hecho que la Comunidad esté inmersa en una maraña de procesos judiciales y acusaciones entre las dos juntas de gobierno "paralelas" que se han creado.

El fallecimiento de su actual presidente Ángel Miguel Sancho en agosto dio un giro de 180 grados a la situación. La otra parte convocó la asamblea de ayer, ya que los cargos deberían haberse renovado en noviembre de 2020. Sin embargo, Ángel Llorente, como nuevo 'presidente' (sustituto de Sancho) procedió a desconvocar la cita. Por ello, los nuevos cargos son conscientes de que el otro bando "tratará de impugnar y seguir dando guerra, pero lo hemos hecho con toda la legalidad", defienden. Su compromiso es realizar hacer una auditoría de las cuentas de la comunidad.