scorecardresearch

Un comisario enamorado

L.N.
-

Joaquín Gomá y el fotógrafo Paco Santamaría empapan de cariño las páginas de su libro, 'Cuaderno de la Ribera'

Paco Santamaría y Joaquín Gomá escuchan atentos las palabras del presidente del Consejo Regulador de la DO. - Foto: L.N.

Joaquín Gomá no quería escribir una enciclopedia de enología. Sabe que en plena Ribera del Duero no tenía mucho sentido. Así que optó por empaparse a fondo de la infinidad de elementos que engloba el mundo del vino, desde la plantación del viñedo a la "joya" que representan las bodegas subterráneas. Un camino que el inspector jefe de la comisaría de Policía Nacional en Aranda ha recorrido de la mano del fotógrafo Paco Santamaría. Juntos presentaron ayer el resultado: Cuaderno de la Ribera. 100% tempranillo. Lo hicieron rodeados de grandes amigos en la Finca Torremilanos, llena hasta la bandera. Nadie quiso perderse la cita. Políticos, bodegueros, empresarios, abogados, la brigada con todos sus mandos...

Todos se deshicieron en halagos hacia el comisario. Y si en algo todos coincidieron fue en destacar que esta tierra, con sus virtudes y sus defectos, le ha cautivado. Comenzó el subdelegado del Gobierno en Burgos, Pedro de la Fuente. "Llegas a una tierra que te enamora y te inmiscuyes en ella", afirmó. "Has conseguido que de un hecho, de una cata, de una merienda, de una fiesta, haya salido una emoción y de ahí una reflexión", algo que a su juicio Gomá ha logrado dictado por la pasión.

También Javier Ajenjo, director de Sonorama Ribera, puso el énfasis en las emociones. Aseguró que el comisario es alguien que ha marcado el camino "en nuestra vida en estos años", que "nos ha enseñado muchísimo" en la organización del festival y en lo personal. Porque las lecciones de Gomá empezaron desde el primer día que aterrizó en Aranda. "Nos has cuidado mucho siendo estricto y riguroso, que es la forma de enseñar de los maestros", sostuvo, para rematar: "Dejas una huella para siempre en forma de palabras. Aquí está tu casa para siempre". Y eso, matizó Ajenjo, que esta es "una tierra complicada".

Aunque el presidente del Consejo Regulador de la DO, Enrique Pascual, admitió que no se había leído el libro al completo, dijo que lo que ha ojeado por ahora le basta para saber que está escrito "con mucho cariño sobre una tierra que te enamoró". Y, claro, cuando llegó el turno de que el propio Gomá cogiera el micrófono, efectivamente, se definió como un "hombre feliz" para el que la vida consiste en "llegar, hacer amigos... Y, sí, uno de los motores que hacen que todo esto funcione es el amor". Santamaría, por su parte, apuntó que "Joaquín es un alquimista, que se ha documentado bien y ha cogido las esencias, las ha metido en un frasco y ha elaborado un perfume perfecto que yo he tenido la suerte de envolver". En términos enológicos, el libro es "como un vino joven que se convertirá en un gran reserva".