scorecardresearch

El bar de Fuentes Blancas saldrá a concurso por 20 años

C.M.
-

El Ayuntamiento de Burgos ha fijado un canon de 200 euros para que el hostelero que lo gestione acometa obras por 34.500 euros en dos años. La cubierta se encuentra en mal estado

El establecimiento está frente a los toboganes y se encuentra cerrado desde 2017. - Foto: Luis López Araico

El Ayuntamiento de Burgos cuenta con una decena de locales vinculados a la hostelería que está costando mucho gestionar por parte del área de Patrimonio Municipal por la complejidad de alquilarlos o la necesidad de acometer reparaciones. Sin embargo, poco a poco se quiere dar salida a los que a priori son más atractivos como son los casos de los bares de Fuentes Blancas o el barrio de Cortes.

El primero lleva cerrado desde 2017 a pesar de su excelente ubicación, frente a los toboganes. Ya está todo preparado para que en las próximas semanas se publique la licitación por un plazo de 20 años y un canon de salida de 200 euros al mes. El hecho de ser a tan largo plazo y a priori con un precio bajo se debe a la necesidad de atraer inversores, dado que es necesario acometer una serie de arreglos en el inmueble que correrían por cuenta del adjudicatario. 

El inmueble tiene 876 metros cuadrados pero es necesario mejorar el estado de la cubierta, sanear el sótano que está lleno de humedades y mejorar los cerramientos, así como hacerlo accesible. «El arrendador tiene que hacer estas obras en el plazo de dos años desde la firma del contrato con una inversión de 34.500 más el IVA. De modo que las ofertas que se presenten deberán ir acompañadas de un proyecto para cometer las obras, su cuantía y el plazo de realización. en la que se detallen las obras», explicó la concejala de Patrimonio, Sonia Rodríguez, que reconoce que el local es antiguo y necesita una puesta a punto.

La mesa de contratación valorará el precio que están dispuestos a pagar los licitadores pero también se tendrán en cuenta el proyecto de mejora de las instalaciones y la propuesta de la actividad hostelera. La idea es que pueda estar adjudicado en verano. 

Paralelamente, el área de Patrimonio trabaja en el pliego para sacar a concurso el bar ubicado en el centro municipal del barrio de Cortes, que lleva cerrado desde 2020 por la jubilación del anterior arrendatario. En este caso se sacará por 15 años y un precio base de licitación de 800 euros. No es necesario acometer obras al encontrarse en buenas condiciones. 

Estos locales de hostelería aportan un importante servicio a los barrios o zonas en los que están enclavados pero también reportan ingresos a las arcas municipales. De hecho en la actualidad hay varios vacíos y, por lo tanto, no se ingresa nada por ellos. Son los de Castañares (desde 2017), San Julián (desde 2012) y Villafría (se adjudicó pero no se firmó el contrato), el de la Casa de Cultura de Gamonal y el de San Cristóbal (se hará cuando culminen la remodelación del centro municipal. Recientemente se ha logrado adjudicar el Polisón, cuyo adjudicatario aspira a abrirlo en primavera. 

En la actualidad están abiertos el de Fuente Prior, Orfeón, el Vagón y el Mirador en el Castillo.