Deja el PP tras su relevo como delegado de la Junta

I.E.
-

Baudilio Fernández-Mardomingo alega que tiene «poca participación en el partido», si bien al ser insistido por el motivo señala: «No hay nada más detrás». Y luego: «No entro en detalles»

Deja el PP tras su relevo como delegado de la Junta - Foto: Miguel Ángel Valdivielso

Una vez relevado en su cargo de delegado de la Junta de Castilla y León en Burgos -el pasado 9 de septiembre tomó posesión su sucesor, Roberto Saiz- Baudilio Fernández-Mardomingo ha decidido darse de baja en el Partido Popular tras 16 años como afiliado. Asegura que su decisión de abandonar la formación no tiene que ver con el hecho de haber sido sustituido en ese puesto, sino con su escasa participación en los órganos directivos: «No hay nada más detrás», afirma. Si bien al ser insistido por las razones que le llevan a dejar el PP utiliza una expresión que invita a pensar que guarda algún tipo de resentimiento con la dirección: «No voy a entrar en detalles», zanja.
El hecho incontestable es que se da de baja justo después de que Roberto Saiz le sustituya como delegado del Gobierno autonómico en la provincia, una decisión tomada por el también burgalés Ángel Ibáñez, consejero de Presidencia. «La decisión de darme de baja coincide» con ese hecho, admite, si bien dice «no» estar «enfadado».
Fernández-Mardomingo no lleva toda la vida en el PP. Él mismo recuerda que se dio de alta tres meses después de ser nombrado director general de Producción Agropecuaria de la Junta, en el año 2003. «Y ahora me he dado de baja porque tenía muy poca participación en los actos de la ejecutiva, como mucho acudía a la paellada que organiza el PP con motivo del inicio del curso político», indica.
«Tienen mi voto». Además, Fernández-Mardomingo comenta que su «opción política seguirá siendo la del PP, porque es la única formación de centro derecha» en la que confía, debido a que es el partido que «con sus políticas ha contribuido más a la prosperidad» de Burgos, Castilla y León y España. «Cuentan  y contarán con mi voto», añade. Por tanto, todo indica que no deja este partido para enrolarse en las filas de otro.
Este veterinario burgalés, funcionario de carrera, accedió al cargo de delegado de la Junta en el año 2011 -en sustitución de Jaime Mateu-, después de ocho años como director general de Producción Agropecuaria. Antes había sido jefe de Servicio de Agricultura en la propia Delegación del Ejecutivo autonómico en la provincia. Actualmente de vacaciones, se reincorporará a su puesto de funcionario en los próximos días.