scorecardresearch

Solo trabajadores de entre 45 y 54 años mejoran sus salarios

David Alonso
-

Las retribuciones repuntaron en Castilla y León un 0,1 por ciento en 2019, quince veces menos que el crecimiento de la media nacional, pero dos de cada tres ocupados vieron mermar sus sueldos

Imagen de dos obreros trabajando en unas obras en la ciudad de Burgos. - Foto: Miguel Ángel Valdivielso

Solo uno de cada tres ocupados de Castilla y León vieron mejorar sus retribuciones del trabajo en 2019 –último ejercicio con datos oficiales–, lo que supone que más de 600.000 empleados autonómicos terminaron ese año con un sueldo peor que al inicio del mismo. En concreto, solo aquellos trabajadores de entre 44 y 55 años vieron como sus sueldos crecían un 1,44 por ciento hasta los 23.757,36 euros brutos al año, casi 340 más que en el ejercicio anterior, tal y como se desprende de los datos de la Encuesta Anual de Estructura Salarial del Instituto Nacional de Estadística (INE). Por el contrario, el resto de grupos etarios vieron como sus retribuciones del trabajo mermaban en el año antes de que estallara la pandemia de la covid-19.Especialmente sensible fue el batacazo para aquellos entre 35 y 44 años, que vieron como sus salarios se contraían un 2,47 por ciento, perdiendo más de 550 euros al año hasta quedarse por debajo de los 22.000 euros brutos anuales.

Y es que, el salario bruto medio anual en Castilla y León fue de 22.061,44 euros por trabajador en el año 2019, con un incremento testimonial del 0,1 por ciento en relación al año anterior, algo menos de 30 euros más. Una variación que choca frontalmente con lo ocurrido a nivel nacional, donde el aumento fue del 1,6 por ciento, dieciséis veces más, hasta los 24.395,98 euros. Esto supone que, a grandes rasgos, un trabajador castellano y leones percibió de media en 2019 2.300 euros menos al año que la media del resto de comunidades, según los datos del informe del Instituto Nacional de Estadística.

Con todo, se trata del salario medio anual más alto de la serie histórica deCastilla y León, aunque lo cierto es que desde 2008, este apenas a crecido un nueve por ciento –unos 1.800 euros–, al pasar de los 20.218 euros de entonces a los 22.061 actuales. Por contra, a nivel estatal repuntó un casi un doce por ciento en el mismo periodo.

En lo que respecta al salario medio de Castilla y León de 2019, la distribución varía mucho si se tiene en cuenta los sexos. De esta manera, el sueldo medio anual de las mujeres de Castilla y León fue de 19.414,11 euros, con un aumento del 1,9 por ciento, que se traduce en 440 euros más que en 2018. Mientras, el de los hombres es bastante mayor a pesar de que el crecimiento porcentual fue negativo. Eso quiere decir que los salarios cayeron entre los varones trabajadores de la Comunidad un 0,2 por ciento de media, hasta 24.665,79 euros, 50 euros menos que un año antes. De esta forma, disminuyó la brecha salarial de género. También se redujo la brecha entre españoles y extranjeros, aunque la diferencia sigue cercana a los 5.000 euros brutos anuales en favor de los nacionales.

Por sectores, la industria anotó un crecimiento insignificante en el sueldo por hora trabajada, creciendo cuatro céntimos hasta los 16,47 euros. Mejor se comportó el sector servicios, donde aumentó 26 céntimos por hora trabajada hasta los 14,07 euros.Por el contrario, la construcción dibujó una bajada de 25 céntimos en el precio que se paga por hora trabajada, hasta los 12,82 euros. 

Por último, los salarios más elevados correspondieron a País Vasco (29.476 euros anuales por trabajador, mil más que un año antes, con un 3,5%), Madrid (27.817 euros, 800 más) y Navarra (27.493, casi 1.100 euros más). Por su parte, Extremadura (19.940 euros) es la única que baja de los 20.000. Le siguen Canarias (20.861) y Castilla-La Mancha (21.908).