scorecardresearch

Lo que toca después de una pandemia

I.L.H.
-

Brama Teatro lleva el 31 de agosto al Festival Internacional Volatiritormes el espectáculo de cabaret 'Eden Concert & Folie Variétés', un montaje creado en el confinamiento que recupera el aire de los felices años 20 del siglo pasado

Junto a Cristina Izo (en la imagen) participa en el espectáculo el pianista Fer Ballarín. - Foto: DB

Tras la Primera Guerra Mundial y la pandemia conocida como «gripe española» los ciudadanos encontraron su vía de escape en casi todas las artes (escena, cine, arquitectura, moda, fotografía, pintura...). Una de las disciplinas que definió a los locos años 20 fue el cabaret, que se hermanó con la música y el teatro para hacer de esa década la gran evasión. Un siglo después nos encontramos saliendo de otra pandemia y con una población necesitada de divertirse o, al menos, de volver a conectar con el desmadre alocado y controlado que proponía la escena nocturna de terciopelo rojo.

La compañía Brama Teatro aprovechó nueve meses del confinamiento para preparar un nuevo espectáculo con el que recuperar el tono de aquellos felices años 20 y el ambiente de los piano-bar. Eden Concert& Folie Variétés «busca devolver la ilusión, levantar al público de los asientos y alegrarles la vida con un espectáculo bellísimo y enternecedor», afirma Cristina Izo, fundadora de la compañía burgalesa.

Con este montaje, que es lo que toca después de una pandemia, les han seleccionado para participar en el Festival Internacional de las Artes Escénicas Volatiritormes, un encuentro de saltimbanquis, volatineros y genios sin botella que se celebra entre el 28 de agosto y el 4 de septiembre en la localidad salmantina de Santa Marta de Tormes. «Es una cita que busca espectáculos muy particulares; digamos que no son específicos de un género, sino que buscan la creación escénica completa. Pero lo más interesante es que estamos hablando de una cita muy potente con repercusión y al que acuden muchos programadores del país. Es un privilegio acudir». «Más que esfuerzo interpretativo -apunta Cristina Izo-, el montaje requiere una gran concentración por la intensidad que aporta y quiere contagiar, por la rapidez de los números y de las canciones», añade.

Cristina Izo y Fer Ballarín recrean una época dorada para la escena con música y teatro, algo de magia, títeres, glamur y mucho rojo cabaretero. Un recorrido por los ritmos y personajes de quienes entonaron la banda sonora de hace cien años. Desde Edit Piaf en Francia, pasando por Marlene Dietrich en Alemania o Nina Simone y Ella Fitzgerald en EEUU cobran vida junto a la actriz y creadora. Swing, soul o jazz en un periplo musical para «días especiales o de celebración», apunta Izo, que espera poder este espectáculo a la capital, quizá en un ciclo como el de Las Noches del Clunia, con cierto aire gamberro.

Bambalúa y la novela picaresca. Eden Concert & Folie Variétés estará en escena el martes 31 de agosto y el sábado 4 de septiembre acudirá Bambalúa Teatro. La compañía de Cristina Salces, Sito Matía y Álex Britos representará Ñam, Ñam, un conjunto de gags en clave de humor basados en las novelas picarescas y el teatro breve español de los siglos XVI y XVII.