scorecardresearch

El transporte burgalés se queda sin camioneros

G. ARCE
-

Los graves problemas de renovación de plantillas se unen al desplome de los precios, la subida de los carburantes, los retrasos en la entrega de camiones y la crisis logística internacional tras la pandemia

El transporte burgalés se queda sin camioneros - Foto: Luis López Araico

El transporte burgalés se está quedando sin conductores, no ya nacionales sino también extranjeros, mayoría en estas empresas desde hace unos años. No hay relevo generacional al volante en plantillas que alcanzan los 50 años de media de edad y las condiciones de trabajo se endurecen bajo la presión de los grandes operadores del sector, que son los que controlan los precios, las condiciones de las rutas y las cargas y descargas. El Brexit, la crisis mundial de abastecimiento de materias primas y la explosión del comercio electrónico desatada con la pandemia no han hecho más que agravar una situación que toca de lleno a Burgos: una economía industrial y con gran vocación logística no puede funcionar sin empresas de transporte viables y con oportunidades de crecimiento.

El 70% de la plantilla de conductores de Transportes Gacela está integrada por inmigrantes. Todos los trabajadores han cumplido de largo los 40. Son portugueses, rumanos, búlgaros, moldavos y ucranianos, principalmente, los que realizan las grandes rutas europeas semanales que gestiona esta empresa burgalesa, fundada en 1985 por Desiderio Pascual. Hoy, ya bajo la dirección de su hijo, Rodrigo, cuenta con dos sedes en Villafría e Irún y una flota integrada por más de 70 camiones en conjunto.

Hace tres décadas era de las pocas empresas que realizaban rutas internacionales, se ganaba dinero transportando mercancía en los despachos y también al mando de los volantes. Hoy la competencia es extraordinaria gracias a la globalización de los mercados europeos. La presión en la operativa se ha tornado letal para un sector caracterizado por la gran atomización de empresas y autónomos.

(Más información en la edición en papel de hoy de Diario de Burgos)