La hora de decir adiós al tabaco

Agencias
-

Un 6,73 por ciento de los fumadores españoles, especialmente estudiantes y población en paro o en ERTE, ha abandonado el hábito durante los más de dos meses de confinamiento

La hora de decir adiós al tabaco

Contrariamente a lo que se pudiese pensar sobre el aumento de las adicciones en el confinamiento, y en concreto sobre el tabaquismo, la realidad demuestra que sucede lo contrario. Así, un 6,73 por ciento de los fumadores ha dejado el hábito y un 5,98 por ciento ha disminuido su consumo durante el estado de alerta, una reducción que se ha producido especialmente entre estudiantes y población en paro o con situación laboral de ERTE.
Son algunas de las conclusiones del informe Tabaco, otras formas de consumo y confinamiento, llevada a cabo por el Ministerio de Sanidad y el Comité Nacional de Prevención del Tabaquismo, cuyos datos preliminares se dieron ayer a conocer con motivo de la conmemoración mañana del Día Mundial Sin Tabaco. La encuesta, en la que participaron 17.017 personas, revela también que ocho de cada 10 ciudadanos (81,52 por ciento) es consciente del mayor riesgo que tiene consumir tabaco con el agravamiento de los síntomas por la COVID-19.
Además, el 13,5 por ciento de los fumadores indicó que ha intentado dejar de fumar durante esta etapa, y la mayoría de ellos, el 70,8 por ciento, por sí solos. Solo cerca de uno de cada 10 está haciéndolo con ayuda de fármacos.
Los productos que, según la encuesta, fueron consumidos mayoritariamente por los encuestados durante, independientemente de la edad, sexo y situación laboral, son cigarrillos (54,7 por ciento), seguidos del tabaco de liar (26,1) y cigarrillos electrónicos (4,3 por ciento).
Otro de los resultados pone de manifiesto que la exposición al humo ambiental del tabaco en los hogares durante el confinamiento, ha disminuido. De hecho, el 61,83 por ciento de las personas que indicaron estar expuestas antes, dejaron de estarlo durante la etapa de restricción de movimientos.
La directora general de Salud Pública, Calidad e Innovación del Ministerio de Sanidad, Pilar Aparicio, resaltó que «el tabaquismo continúa siendo la principal causa de morbimortalidad», ya que se estima una media nacional de cerca de 60.000 muertes prematuras al año atribuibles a este hábito.

 

Factor cancerígeno

Por su parte, la Sociedad Española de Oncología Médica (SEOM) avisó que el tabaquismo es el principal factor de riesgo evitable responsable de un 33 por ciento de los tumores y de un 22 por ciento de las muertes por cáncer.
Asimismo, según datos de Instituto Nacional de Estadística, el 23,95 por ciento de la población española es fumadora habitual, y un 3 por ciento adicional es ocasional. En este punto, la SEOM subrayó que es «especialmente preocupante» la presencia de este hábito en jóvenes, ya que un 21,7 por ciento de la población de entre 15 y 24 años es fumador diario y hasta el 32 por ciento de 25 a 34 años.
En las últimas décadas, se ha producido una evolución desigual en el hábito tabáquico en mujeres y varones, con una tendencia al alza en féminas y una reducción en varones, aunque todavía siguen siendo mayoría los hombres, 27,9 por ciento frente al 20,2.