scorecardresearch
Fernando González Urbaneja

Cartas desde 44 leguas

Fernando González Urbaneja


A Madrid, al teatro

26/04/2022

Madrid es una ciudad prometedora para el visitante, ya no es un villorrio manchego o mesetario que describieron algunos viajantes del XIX. Algo que no era lejano a la realidad a mediados del XX a pesar de los cafés, los bulevares, los grandes almacenes y los imponentes y horrendos primeros pasos elevados que muy impropiamente llamábamos scalextric. De antes estaban El Prado, el Palacio Real, el museo Romántico, el Sorolla… y los cafés, y los cines de la Gran Vía… pero la sensación de capital insuficiente, de segunda estaba justificada. 

Ya no es así, Madrid es una de las ciudades vibrantes de Europa, donde pasan muchas cosas interesantes, tantas que no hay tiempo para conocerlas y vivirlas. La oferta museística es apabullante, da para muchos días, para todo el año. Las exposiciones temporales son una oportunidad. Y no lo es menos la oferta musical con más de una docena de piezas en cartel, incluidos conciertos, ópera o danza. Pero hoy quiero referirme a la oferta teatral, con medio centenar de teatros activos en los que se representan cada semana casi un centenar de obras de todo tipo y condición con precios al alcance de la mayoría. 

Teatro por iniciativa privada, pagado por los espectadores, con actores de primer nivel que no desmerecen a los de los circuitos más exclusivos del mundo. La agenda para una visita a Madrid se llena de sugerencias interesantes a poco que se prepare y pretenda. Les sugiero el teatro porque es entretenido e interesante, la cartelera es abrumadora por lo cual no quiero sugerir, ya que es difícil equivocarse. 

El teatro formaba parte de la vida madrileña desde el siglo XVI con períodos de auge y decadencia. El actual Teatro Español, antes corral de Comedias, data del XVI, uno de los más antiguos de Europa. Mientras, las salas de cine de estreno decaen los teatros florecen con oras de siempre de ahora y autores y actores competentes y profesionales. Merece la pena visitar a Madrid para ir al teatro.