scorecardresearch

Rusia rebasa los 230.000 fallecidos por coronavirus

Europa Press
-

La cifra total de contagios asciende a 8,2 millones desde el inicio de la pandemia. Cerca un tercio de la población cuenta con la pauta completa y varios sondeos muestran que más de la mitad de los rusos no planean vacunarse

Vacunación contra el coronavirus en Tambov, Rusia - Foto: LEV VLASOV / ZUMA PRESS / CONTACTOPHOTO Archivo

Las autoridades sanitarias de Rusia han notificado este domingo que el país ha rebasado el umbral de los 230.000 fallecidos tras constatar más de 35.000 nuevos casos y más de un millar de decesos en las últimas 24 horas, muy cerca del récord marcado en la víspera.

El centro operativo nacional para la lucha contra el coronavirus ha confirmado 35.660 nuevos casos y 1.072 decesos asociados en el último día, solo tres menos que el sábado, hasta un total de 8,2 millones de casos y 230.600 fallecidos.

La mayoría de los nuevos positivos fue detectada en la capital (5.279), en San Petersburgo (3.297) y en la provincia de Moscú (3.030), según las cifras recogidas por la agencia oficial de noticias rusa Sputnik.

Este pasado sábado, el gobernador de San Petersburgo, Alexander Beglov, decretó el cierre de restaurantes, cafés y tiendas no esenciales estarán cerrados desde el 30 de octubre hasta el 7 de noviembre, dada la situación de la pandemia.

"Del 30 de octubre al 7 de noviembre, se prohíbe el funcionamiento de las instalaciones minoristas, y se suspende el funcionamiento de los restaurantes, excepto los de comida para llevar y a domicilio", según la nota publicada en la página web oficial de la administración de la ciudad.

Previamente la jornada del jueves, el alcalde de Moscú, Sergei Sobianin, decretó diez días festivos entre el 28 de octubre y el 7 de noviembre, en un intento por frenar el avance del virus. Así, apoyó la propuesta del presidente, Vladimir Putin, que ha abogado por adoptar medidas similares en todo el país.

Hasta la fecha, cerca un tercio de la población rusa cuenta con la pauta completa, mientras que varios sondeos muestran que más de la mitad de los rusos no planean vacunarse, una situación que ha sido achacada por las autoridades como una de las causas de la propagación del virus.