scorecardresearch

Lucas insiste en aplicar una moratoria a la nueva norma

SPC
-

La consejera de Educación en funciones asegura que sería "muy difícil" poderlo aplicar el próximo curso, con "adaptaciones progresivas y no de golpe"

La consejera de Educación en funciones, Rocío Lucas, junto a una impresora 3D en su visita al Instituto de Enseñanza Secundaria Trinidad Arroyo de Palencia. - Foto: Brágimo (Ical)

La consejera de Educación en funciones, Rocío Lucas, insistió en aplicar una moratoria sobre la nueva norma educativa estatal en la ESO y Bachillerato por "respeto a los docentes y los centros" y evitar que se generen "más tensiones" con estos cambios. Aseguró que sería "muy difícil" poderlo aplicar el próximo curso, con "adaptaciones progresivas y no de golpe".

Durante su visita al IES Trinidad Arroyo de Palencia, Lucas solicitó que no entre en vigor el próximo curso, dado que los borradores definitivos se han conocido prácticamente cuando se han aprobado en el Consejo de Ministros y "se va a ir muy mal de tiempo para que se ponga en marcha el 1 de septiembre".

"Las comunidades autónomas tenemos que hacer el desarrollo de la parte proporcional que, en el caso de Castilla y León, es el 40 por ciento. Conlleva otro decreto, cuya tramitación suele extenderse en cuatro meses. Después de que se aprueben los decretos de la Junta, los centros tienen que hacer sus adaptaciones curriculares".

"Si se hubiera conocido como en otras ocasiones, y como dijo el Ministerio en diciembre, evidentemente en estos tres meses ya hubiéramos tenido avanzados los decretos de las comunidades autónomas, pero los cambios se han conocido la semana pasada para la ESO y ayer para Bachillerato", puntualizó.

Calidad educativa

Dejó claro sería "muy difícil poderlo aplicar el próximo curso y se tendría que llevar a cabo adaptaciones progresivas y no de golpe". Y es que, en la parte curricular de la Comunidad, se "va a mantener la calidad del sistema educativo", lo que exige un gran trabajo en las comisiones de evaluación de todas las asignaturas. 

Además, la consejera de Educación en funciones afirmó que en Castilla y León se mantendrá la Filosofía como asignatura optativa en la ESO, lo que también implica la adaptación curricular de la norma del Estado. 

En relación a Bachillerato, trasladó que se estudiará la Historia desde un punto de vista cronológico y no solo desde el año 1812. Se establecerán qué competencias puede tener ese Bachillerato general, para así no generar confusión a los alumnos, aseveró Lucas.