Piden 32 años al dueño del Club Marengo y a otros 3 narcos

F.L.D.
-

La Policía Nacional les sorprendió hace un año frente al local con casi cinco kilos de droga

Los agentes se incautaron de varias bolsas de anfetamina y pastillas de éxtasis. - Foto: DB

La sucesión de fiestas en locales de ocio con motivo de Halloween provoca que los agentes de la Unidad de Estupefacientes de la Comisaría Provincial extremen la vigilancia para evitar el tráfico de drogas. En uno de estos controles a las afueras de la capital el pasado año, policías nacionales sorprendieron al gerente del Club Marengo, un hombre de 38 que responde a las iniciales de C.M.D., y a otras tres personas en pleno intercambio de sustancias. En el operativo, se incautaron de más de 1 kilo de anfetamina, que sirve para convertirlo en speed, y varias bolsas de pastillas de éxtasis. La Fiscalía les acusa de un delito contra la salud pública y solicita para cada uno de ellos una pena de 8 años de prisión, así como una multa de 400.000 euros. Los cuatro sujetos se sentarán en el banquillo a mediados del mes de octubre. 

Según el relato del Ministerio Público, los ‘estupas’ sorprendieron al dueño del Marengo en pleno intercambio de droga junto a su socio, N.G.M., en el exterior del local de Villafría. A los pocos minutos, llegaron dos vehículos que conducían dos ciudadanos chinos, J.Y. y X.C., con residencia en Madrid desde hace varios años. Ambos introdujeron los coches en un garaje ubicado en la parte trasera del club. Minutos después, la Policía Nacional observó cómo los cuatro acusados portaban una mochila, por lo que decidieron intervenir. 

En el interior de dicho equipaje encontraron cinco bolsas de anfetamina, un elemento químico que sirve para fabricar el speed. Cada una de ellas contaba con una pureza superior al 40% y pesaba en seco algo más de 350 gramos, por lo que en total sumaban cerca de 1,5 kilos. También hallaron otros tres envoltorios transparentes que contenían pastillas de éxtasis de color azul, violeta y salmón. Todas ellas arrojaban un peso de unos 3 kilos de esta droga conocida como MDMA. El valor de este alijo en el mercado ilícito alcanzaba los 163.000 euros. Los cuatro acusados fueron detenidos el 31 de octubre de 2019 y se encuentran en prisión provisional desde entonces.