scorecardresearch

La novela negra española arrasa en las bibliotecas

R. PÉREZ BARREDO
-

El fenómeno editorial que ha sido Carmen Mola ha predominado entre los usuarios de la red municipal de bibliotecas. El cine español también se ha impuesto en los préstamos de filmes

Usuarios de la biblioteca Miguel de Cervantes. - Foto: Patricia González

Jamás fue un género trasnochado y nunca cayó en el olvido: de Raymond Chandler a Leonardo Padura, de Élmer Mendoza a Petros Markaris, de Vázquez Montalbán a Hammet, Thompson, Ellroy, Lehane, Madrid, Highsmith o González Ledesma. Hay novelas negras de todo tipo. Cierto es que las mejores lo contienen todo: desde el mejor costumbrismo hasta la más alta literatura. Pero la realidad es que en los últimos años el género negro, la novela policiaca o como lo quieran llamar está viviendo una primavera. Una eclosión. Los premios literarios lo saben: ahí está el último Planeta. La tendencia la marcan los lectores. Durante el pasado año, la red de bibliotecas municipales de Burgos confirma esa tendencia. De los diez libros más prestados durante el año recién concluido, seis se enmarcan en este género.

Con la singularidad de que los seis títulos pertenecen a dos autores; españoles, por más señas. En puridad, no son dos: son cinco. Uno de esos autores, como se supo hace unos meses, es un seudónimo tras el cual se escondían tres escritores. Hablamos de Carmen Mola, el último gran fenómeno editorial, cuya última novela, La Bestia, se alzó con el último Premio Planeta de Novela, el más cuantioso económicamente de cuantos se conceden en lengua española. Tras Carmen Mola están tres autores: Jorge Díaz, Agustín Martínez y Antonio Mercero.
La trilogía firmada por estos ha sido lo más prestado por las bibliotecas municipales: La novia gitana, La Red Púrpura y La Nena ocupan tres de los siete primeros puestos del ránking de novelas más prestadas por este servicio municipal. No hace falta ser adivino para imaginar que La Bestia será, cuando concluya el año en curso, uno de los libros más prestados. Pero hay otro autor que rivaliza con Mola-Díaz-Martínez-Mercero: se llama Juan Gómez Jurado, autor de otra exitosa trilogía. De hecho, las tres obras están también entre las diez más prestadas por las bibliotecas: Rey blanco, Loba negra y Reina roja han despertado un enorme interés entre los lectores burgaleses durante al año pasado.

En esa lista de lujo siempre se cuela un clásico: Arturo Pérez-Reverte; su Línea de fuego -novela que se desarrolla en torno a uno de los frentes de la Guerra Civil española- ha ocupado un lugar puntero. Y luego hay dos novelas históricas, otro género que siempre exhibe salud y músculo. En primer lugar, una autoras española: Eva García Sáenz de Urturri y su libro Aquitania, una suerte de thriller que atraviesa un siglo repleto de venganzas, incestos y batallas. El otro es Las tinieblas y el alba, del súperventas Ken Follet. Se trata de una suerte de precuela de la archifamosa Los pilares de la tierra. En la lista de los diez libros más prestados, dos que no se encasillan en género alguno: Un océano para llegar a ti, que lo firma la periodista española Sandra Barneda y es una historia «tierna y atrevida sobre los secretos familiares y las emociones silenciadas»; la otra es de otro periodista español, Juan del Val, autor de Delparaíso, que ocupa el octavo puesto de la lista de libros más prestados.

Respecto del cómic, arrasan las series de Manga: Magi, el laberinto de la magia (Shinobu Ohtaka); Naruto (Kishimoto); One piece (Eiichiro Oda); My hero academia (Horikoshi); One punch-man (One y Ysusuke Murata); y Ataque a los titanes (Hajime Isayama).

Siempre el cine. Las bibliotecas, océanos de cultura, islotes de libertad, también prestan cine. He aquí las diez películas películas más alquiladas por los burgaleses en el pasado año: en primer lugar, La boda de Rosa, de Icíar Bollaín y protagonizada por Candela Peña; Las niñas, de Pilar Palomero; Nomadland, de Chloé Zhao y protagonizada por Frances McDormand. Completan el podio de las diez películas más alquiladas Sentimental, El padre, Mulán, Joker, El silencio de la ciudad blanca y Parásitos.

Las series, que desde la irrupción de las plataformas digitales se han convertido en el nuevo cine, también han sido reclamadas. En primer lugar, y con toda justicia, está Patria, inspirada en la imprescindible novela de Fernando Aramburu. Dirigida por Aitor Gabilondo, Félix Viscarret y Óscar Pedraza y protagonizada por Elena Irureta y Ane Gabaraín, es un retrato maravilloso del impacto del terrorismo de ETA en la vida de dos familias del País Vasco. Le sigue otra serie ya considerada una de las mejores de la historia: Juego de tronos. En tercer lugar, Perdida. Y en cuarto, otro gran éxito español: La casa de papel, una historia de atracadores a gran escala que ha hecho las delicias de los seriéfilos hasta fechas bien recientes.