'Año I después de Alonso'

Adrian R. Huber / EFE
-
'Año I después de Alonso' - Foto: Enric Fontcuberta / EFE

Australia da comienzo a la nueva temporada de Fórmula Uno, marcada por la marcha de Fernando Alonso, el posible resurgir de Ferrari y la vuelta de Kubica

Sainz hereda el volante de Alonso

Alonso se despidió del “Gran Circo” al final de la temporada pasada aunque su presente no está desligado al automovilismo. Esta semana disputa las 1.000 Millas de Sebring (EEUU), la sexta prueba del Mundial de Resistencia (WEC), del que es líder, y su asiento en el McLaren F1 Team lo ocupará Carlos Sainz.

Tras haber logrado durante sus primeras tres temporadas más puntos que nadie en la historia de Toro Rosso, Sainz, de 24 años, correrá en una escudería en la que Alonso pasó durante los pasados cuatro años un auténtico calvario, pero que no deja de ser la segunda más laureada de la F1, por detrás de Ferrari.

El objetivo de Sainz sigue siendo ser campeón del mundo, pero, de momento, se conforma con ir mejorando a lo largo de la temporada.

 

Hamilton se acerc al 'Kaiser'

El inglés deshizo a su favor el empate a cuatro títulos que le unía al francés Alain Prost y al alemán Sebastian Vettel (Ferrari). Igualó a Fangio con su mundial número cinco y ya sólo tiene por delante en la lista histórica a Michael Schumacher.

El alemán, convaleciente aún del grave accidente de esquí que sufrió a final de 2013 en los Alpes franceses, ganó sus dos primeros títulos en 1994 y 1995 y encadenó otros cinco títulos con Ferrari (2000-04), antes de ser destronado por Alonso, que ganó sus dos Mundiales (2005 y 2006) con Renault.

 

Ferrari y Red Bull contra Mercedes

Con un coche teóricamente mejor, Vettel no fue capaz de superar a Hamilton el año pasado, desencadenando una crisis en la 'Scuderia', que lleva nueve años sin ganar ante su afición, en Monza -desde que lo hiciese Alonso, en 2010-; y que no gana el Mundial desde hace doce, gracias al finlandés Kimi Raikkonen.

Pero la situación parece haber cambiado. En los test de pretemporada, en Montmeló (Barcelona), Ferrari lideró cuatro veces la tabla de tiempos y Vettel marcó el mejor crono de los ocho días. Mercedes, sin embargo, tampoco está tan lejos. Y Red Bull, que aún aspira a convertir al holandés Max Verstappen, de 21 años, en el más joven campeón de la historia, apunta alto con su nuevo motor, Honda.

 

Un mundial de 21 carreras

El Mundial arranca este fin de semana en el circuito semiurbano de Albert Park, en Melbourne, una pista de 5.303 metros a la que el domingo está previsto que se den 58 vueltas. El Gran Premio de Australia será el primero de los 21 que integran el Mundial 2019, que se cerrará el 1 de diciembre en Abu Dabi y que incluye los de España, en Montmeló, el 12 de mayo; y México, en el Autódromo Hermanos Rodríguez de Ciudad de México, el 27 de octubre.

 

Un debutante monegasco

Charles Lecrerc, el mejor debutante el año pasado, dio el gran salto y esta temporada, con 21 años, pilotará un Ferrari, con lo que, a poco bien que funcione el coche, tendrá la opción de convertirse en el primer monegasco que gane el prestigioso Gran Premio de Mónaco, el próximo 26 de mayo.

El Mundial contará este año tres primerizos: el anglo-tailandés Alexander Albon, en Toro Rosso; y los ingleses George Russell y Lando Norris, compañero de Sainz en McLaren.

 

Vuelve Kubica

Robert Kubica, el único polaco que ha sido líder del Mundial y que el año pasado fue probador de Williams, vuelve a ser piloto oficial de Fórmula Uno tras sufrir un gravísimo accidente en 2011 en el rally Ronde di Andora, en Italia, que frenó de golpe su sobresaliente trayectoria en F1.

Kubica, de 34 años, volverá a ser una de las atracciones del Mundial, a pesar de que todo indica que el año puede ser duro para la escudería de Grove, en la que formará pareja con el debutante inglés George Russell.