scorecardresearch

El PSOE vencería sobre un PP que no llega a mayoría con Vox

David Alonso
-

El barómetro sitúa a Podemos y Cs al borde del grupo propio y refuerza a los partidos provinciales con hasta 7 procuradores

El PSOE vencería sobre un PP que no llega a mayoría con Vox - Foto: Ical

El PSOE volvería a ganar las elecciones autonómicas y se impondría por un punto y dos procuradores a los populares, que por primera vez en meses no salen vencedores de una encuesta. El barómetro publicado ayer por el Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS) dibuja un Parlamento regional inédito y muy alejado de los proyectados por anteriores sondeos de opinión, situando a los socialistas de Luis Tudanca como primera fuerza, seguidos a rebufo por el PP, que no alcanzaría a gobernar solo un Vox cuya irrupción queda suavizada. Además, el estudio resucita a Podemos y Ciudadanos, dos formaciones muy castigadas por las encuestas, que se sitúan al borde del grupo propio –hacen falta cinco procuradores–, y otorga un papel crucial para la gobernabilidad a los partidos provinciales, que podrían alcanzan hasta siete procuradores, con especial tirón de Soria ¡Ya!, primera fuerza en esa provincia y con hasta tres sillones en la Avenida de Salamanca. Todo ellos después de que la encuesta del centro demoscópico dibuje una horquilla de entre 25 y 34 procuradores para los socialistas que, en la última legislatura tuvieron 35 representantes, mientras que al PP le concede entre 27 y 32 escaños (29 en 2019).

En tercer lugar, la encuesta sitúa a Vox, cuyo fulgurante ascenso en anteriores encuestas queda muy mermado al quedarse con el 9,3 por ciento de los apoyos estimados, lo que les otorgaría entre 4 y 8 escaños. Inmediatamente después estaría Unidas Podemos, que con el 8,7 % de los votos lograría entre 3 y 5 procuradores, por encima de los dos que tiene ahora, mientras que Ciudadanos sería la quinta fuerza (7,9 %) y podría conseguir entre 2 y 5. Un resultado, el de los naranjas, muy alejado de los 11 actuales pero que mejora los pronósticos publicados hasta ahora.

Ascenso provincial

El PSOE vencería sobre un PP que no llega a mayoría con VoxEl PSOE vencería sobre un PP que no llega a mayoría con Vox - Foto: Ical

a gran revelación de la encuesta del CIS conocida ayer está en el poder que acapararán los partidos provinciales, que podrían ser elementos clave para la formación del nuevo Gobierno autonómico. La gran sorpresa llegaría de la mano de Soria ¡Ya!, que arrasaría en la provincia en intención de voto, con el 42,3 por ciento de los sufragios y le permitirían entrar en el Parlamento autonómico con entre 2 y 3 escaños en su primera aventura electoral. Un resultado idéntico al que la encuesta otorga a la Unión del Pueblo Leones (UPL), mientras que Por Ávila cerraría la representación manteniendo el parlamentario actual. 

Por provincias, el barómetro sitúa al PSOE por delante en estimación de voto en Burgos, León, Segovia y Valladolid; al PP como primera fuerza en Ávila, Palencia, Salamanca y Zamora; y a Soria Ya como mayoritaria en la provincia soriana, con el porcentaje más elevado al alcanzar el 42,3%, más que el PSOE (21,1%) y el PP (18,9%) juntos. 

Escenario postelectoral

Estas estimaciones dejan abiertos los pactos postelectorales en Castilla y León, con el PSOE en el mejor de sus escenarios (34 escaños) necesitado de apoyos para llegar a la mayoría parlamentaria (fijada en los 41 síes) por la vía de Unidas Podemos y Cs –en sus horquillas más altas con 5 asientos–, pero también con diferentes combinaciones con Soria ¡Ya!, UPL y Por Ávila.

En el caso del PP, esta encuesta en su escenario más favorable les dejaría a nueve escaños de los 41 necesarios, por lo que no le bastaría un acuerdo con Vox para gobernar, al darle a este segundo partido una perspectiva de entre 4 y 8 escaños, por lo que los populares tendrían que sondear apoyos de Cs, Soria ¡Ya!, UPL y Por Ávila.

Mañueco, el preferido

El barómetro también explora otros ámbitos de las elecciones y señala que el 23,9% de los castellanos y leoneses preferiría que Alfonso Fernández Mañueco siguiera como presidente después de las elecciones, frente al 18,1% que se decanta por la llegada al Gobierno regional de Luis Tudanca (PSOE); un 5,5%, por Francisco Igea (Ciudadanos); y un 4,1%, por Pablo Fernández (Unidas Podemos). En cuanto a la gestión política, Mañueco obtiene el apoyo del 53,1 por ciento, por el 41,6 que la reprueba. Precisamente, es el candidato popular el más conocido, con un 94,7%, por delante de Igea, 88,4% y Tudanca, 80,4%. 

En este punto, solo un 22,1% asegura que la situación actual de Castilla y León es buena o muy buena. Por contra, el 47,9%, cree que es regular, el 20% mala y el 8,6 muy mala. Además, para un 88,2%, la Comunidad está igual o mucho peor que hace tres años –43,3 igual, 39,7 peor y 5,2, mucho peor–.