scorecardresearch

Instan a la limpieza del solar de la plaza Vega

J.M.
-

El Ayuntamiento alerta de que se ha creado «el hábitat ideal para la proliferación de plagas»y malos olores y exigirá la tasa por la ocupación de 200 metros cuadrados de suelo público

En la parcela de la derecha, donde se concentran los problemas, la vegetación oculta un gran espacio con agua estancada. - Foto: Patricia González

Desde que en el año 2007 se paralizaran las obras del solar ubicado en la esquina de la plaza Vega (tras la quiebra de una de las constructoras propietaria de los terrenos), su estado de abandono ha supuesto un permanente dolor de cabeza para los vecinos del entorno. Más allá de la penosa imagen que ofrece este espacio situado a apenas un centenar de metros de la Catedral, los problemas no se quedan ahí ya que el propio Ayuntamiento reconoce que «el agua estancada» en una de las parcelas supone «un agravio para la sanidad pública y la salubridad de la zona» ya que se ha convertido en el «hábitat ideal para la proliferación de mosquitos y otras plagas». Y si a eso se suman los «malos olores», la situación es vergonzante. Por este motivo, que no es el único, se ha decidido abrir un expediente para instar a los dueños de este céntrico lugar a que corrijan los perjuicios causados.

No es la primera vez que el Ayuntamiento se ve obligado a instar a los propietarios a su limpieza, pero cada vez son más lo argumentos que se ponen encima de la mesa. Parte del vallado precisa de una «reparación urgente para evitar que se desprenda alguna chapa» y se apunta, además, que su aspecto no es tampoco el más adecuado «por la proliferación de grafitis».

Más allá del daño estético y de la exigencia de que «se proceda a la limpieza del solar en lo referente al achique del agua estancada y la limpieza vegetal y de residuos», el Ayuntamiento llama la atención sobe el hecho de que desde hace ya más de una década el vallado perimetral se excede de la alineación de la parcela (en la zona más próxima a la calle La Parra). Y a la vista de que «no hay indicios de iniciativa privada para retomar las obras», se exigirá que se realice el retranqueo y se informará a la sección municipal competente para que gire el recibo oportuno por la ocupación del dominio público.

Se advierte además la necesidad de que el vallado esté en las perfectas condiciones para garantizar la «inaccesibilidad, altura y resistencias» que marca la normativa ya que en el interior de la parcela existe un hueco (ahora con agua estancada) con una profundidad de alrededor de 6 metros.

Estudio técnico. Preocupa también  la situación del hueco que se excavó hace ya más de una década y en el que se construyeron unos «muros pantalla y pilotaje para la contención de tierras».

Sobre este asunto se detalla que se considera «oportuno y urgente solicitar un estudio detallado, realizado por un técnico competente, que aporte información sobre el estado de conservación o degradación de los elementos estructurales que forman el sótano», así como un «análisis de patologías para garantizar a futuro la estabilidad estructural, la seguridad de la zona y la salubridad». Un trabajo, según se añade, que no debería de ser puntual sino que forme parte de «un plan de revisiones periódicas o definitivas a estos problemas».

Es justo recalcar que todos estos problemas se concentran en la parcela más próxima a la calle Madrid ya que el solar más cercano al Arlanzón presenta un estado de conservación bastante más digno.

Los vecinos del distrito de la zona sur ha expresado su preocupación y malestar por la situación y han traslado la petición de que el solar presente un aspecto digno.

Aunque han sido numerosos los amagos que se han realizado en los últimos años para edificar viviendas en el solar, lo cierto es que ninguno de los proyectos ha llegado a fructificar por las diferencias existentes entre los propietarios.

El Ayuntamiento llegó a iniciar un proceso de expropiación, pero los pasos dados tampoco han servido para lograr avances significativos.