La venta de tabaco vuelve a crecer en 2018

J.M.
-
La venta de tabaco vuelve a crecer en 2018

Tras retroceder el consumo un 5% en 2017, el ejercicio pasado repuntó más de un 1%. Los estancos facturaron 93 millones millones de euros. La demanda de puros retrocedió por sexto año consecutivo en Burgos

El consumo de tabaco parece confirmar algunas de las conclusiones que el pasado de diciembre avanzó el Ministerio de Sanidad en un estudio, basado en una encuesta, en el que alertaba de un incremento de sus ventas y de los riesgos que esta tendencia tenían para la salud. Se afirmaba entonces que el número de fumadores volvía a ser el mismo que el de antes de la ley antitabaco de 2010 y ahora la estadística de Hacienda ratifica parcialmente ese análisis. Acierta en que los estancos de la provincia de Burgos elevaron un 1,4% su facturación en 2018 al alcanzar los 93,5 millones de euros, pero no coincide tanto en su mirada 9 años atrás ya que entonces el volumen total de negocio llegó a superar los 102 millones. En unos tiempos, además, en los que los precios de las cajetillas eran más bajos que en la actualidad.
Lo cierto es que las ventas de tabaco se repusieron el ejercicio pasado a la fuerte caída registrada en 2017, cuando su facturación se redujo casi un 5% respecto a 2016 y se situó en los 92,2 millones.
El incremento de las ventas vino provocado, fundamentalmente, por una mayor demanda de cigarrillos. El año pasado los estancos de la provincia expidieron 17,7 millones de cajetillas frente a las 17,6 de 2017. Ya sea por la incorporación de nuevos fumadores, porque los que ya lo eran consumen ahora más que un año antes, porque ha habido un trasvase de fumadores de tabaco de liar o por las tres razones a la vez.

[más información en la edición impresa]