scorecardresearch

«Entendernos todos va a llevar todavía un poco de trabajo»

J.A.D.C.
-

Javi García asume que el debut del equipo en liga estuvo marcado por el «desorden» y la «anarquía». Puntos, que espera se puedan corregir ante Zamora

Javi García se dispone a lanzar a portería durante un encuentro de la pasada temporada - Foto: Christian Castrillo

Como una derrota «bastante dura». Así ha calificado el pivote leonés Javi García el tropiezo que el Tubos Aranda Villa de Aranda sufría el pasado sábado en el pabellón David Santamaría de Guadalajara. Un escenario que el equipo ya se ha encargado de analizar durante el transcurso de la semana, y por el que ha dedicado varias sesiones de entrenamiento a trabajar en «corregir errores», y tratar de «mejorar cada uno de manera individual» para preparar lo mejor posible el próximo reto que los ribereños tienen en el horizonte: BM Zamora.

Un duelo, el derbi castellano y leonés, que volverá a antojarse difícil para los intereses amarillos tras el frustrado debut liguero, al llevar «muchos años» el conjunto dirigido esta temporada por Iván López «haciendo lo mismo» y presentar unos sistemas en pista muy rápidos. «No te van a lanzar nunca desde los diez u once metros porque son un equipo de jugadores muy fintadores», ha valorado García, «pero sí te van a ir a buscar el uno contra uno todo el rato».

Será por eso que, mostrarse fuertes en defensa, cobrará un sentido especial en esta ocasión para poder sacar adelante el partido. Eso, y no volver a cometer los mismos errores en ataque que en Guadalajara, donde una gran cantidad de balones perdidos y «bolas fáciles regaladas» al rival, se convirtieron en contragolpes alcarreños que, a la postre, sirvieron para lastrar al equipo en el marcador.

«Este año somos muchos jugadores nuevos», ha señalado García, «por lo que, al final, entendernos entre nosotros va a llevar todavía un poco de trabajo». No obstante, ante ese hándicap del proyecto deportivo, y sin querer obviar un ápice de responsabilidad individual, el pivote leonés no ha dejado de añadir que, si algo bueno mantiene en esencia la plantilla de esta temporada para poder superar las adversidades al igual que ya tuvieron las anteriores es que, «garra» y «coraje», siguen siendo parte fundamental del ADN del vestuario. «Eso es algo que aquí en Aranda no se puede discutir», apunta.

Menos aún, de cara a una cita que servirá para reencontrar al Tubos Aranda Villa con su afición de manera oficial y que García espera sirva para «disfrutar de nuevo junto a todos nosotros en el Príncipe de Asturias». La ocasión lo merece porque, como finaliza, su apoyo será fundamental en una la liga que, sentencia, «será muy dura».