scorecardresearch

El Coliseum, factor clave

C.P.
-

El Hereda San Pablo Burgos espera que la afición llene el pabellón hasta el aforo permitido y lleve en volandas al equipo ante el Bilbao Basket, como lo ha hecho en otros momentos delicados de su historia

La afición del San Pablo canta el Himno a Burgos en el Coliseum con las bufandas al aire. - Foto: Alberto Rodrigo

A nadie se le escapa que el Coliseum es una de las pistas más calientes de la Liga Endesa y el Hereda San Pablo necesita ese calor ahora más que nunca, pues se encuentra en una situación delicada y la visita de mañana (21.30 horas) del Bilbao Basket se antoja fundamental en el devenir de la temporada. El club confía en llenar las gradas hasta el aforo permitido para que la hinchada lleve al equipo en volandas, como lo ha hecho en otros momentos comprometidos de su historia.

El apoyo incondicional de la marea azulona fue esencial en la temporada del estreno en la ACB. Después de siete derrotas consecutivas, siguió volcada con el equipo y acabó llegando la victoria en casa frente al UCAMMurcia con un Coliseum entregado. Lo mismo ocurrió en la visita del Monbus Obradoiro, que volvió a cortar una racha de siete derrotas consecutivas. Al final, se logró la ansiada salvación.

A la campaña siguiente, el San Pablo debía asentarse en la máxima categoría y lo hizo a base de hacerse fuerte como local. Al calor de su afición, conquistó 10 de sus 15 triunfos y los cuatro primeros fueron en el Coliseum. Su fiabilidad en casa le permitió salvar la categoría de forma holgada y clasificarse para Europa.

Después, llegó el inicio de un ciclo glorioso, aunque la afición solo pudo disfrutar algunos partidos. Hasta el comienzo de la pandemia, el San Pablo venció en siete de sus duelos como local y logró cinco triunfos a domicilio. 

Mañana, el 'factor Coliseum' volverá a ser clave y, aunque solo podrá entrar el 75% del aforo por las restricciones, el San Pablo espera que el ambiente del pabellón recuerde al de tardes míticas, como el primer triunfo en ACB ante el Murcia o la victoria contra el Baskonia.