scorecardresearch

Choca con un muro y se niega a pasar el control de alcoholemia

DB
-

La Policía Local detiene en Burgos a un varón de 59 años que agredió a un agente tras protagonizar un suceso al volante en Gamonal

Imagen de archivo de un agente durante una intervención policial. - Foto: Valdivielso

La Policía Local ha detenido en Burgos a un varón de 59 como presunto autor de un delito de atentado contra los agentes de la autoridad y negativa a realizar la prueba de alcoholemia obligatoria. Los hechos tuvieron lugar la madrugada del miércoles, sobre la 04:00 horas, cuando una patrulla que circulaba por la calle Francisco Gradmontagne observó un vehículo que realizaba una maniobra para incorporarse a la circulación desde un estacionamiento en oblicuo.

Realizada la maniobra, y en vez de continuar la marcha por el vial, el conductor decide volver a estacionar, golpeando el vehículo contra un muro. Visto lo ocurrido y para ver el estado en el que se encuentran conductor y copiloto, los agentes se acercan al lugar y de inmediato suponen las posibles causas que han motivado la colisión, por lo que solicitan la presencia de la Unidad de Atestados para poder realizar la prueba obligatoria de detección alcohólica.

El conductor mostró una conducta poco colaboradora con los agentes y no aportó datos sobre su identidad, negándose también en repetidas ocasiones a realizar la pertinente prueba. Los agentes le informaron entonces de las consecuencias legales que acarrearía continuar con esa decisión, procediendo a solicitar un servicio de grúa para la retirada del vehículo.

En el momento en el que aparece la grúa, el conductor agrava su comportamiento, volviéndose muy agresivo contra los agentes, lanzando amenazas y llegando en un momento dado a agredir a uno de ellos. De manera sorpresiva acomete con un fuerte empujón a un policía que, junto con su compañero, logran contener al sujeto.

Finalmente, y pese a la gran resistencia que opone, los agentes de la Policía Local proceden a la detención de M.R.M., de 59 años, por un presunto delito de atentado contra los propios agentes.

Por otra parte, se tramitan diligencias al juzgado por la negativa a realizar la prueba de alcoholemia, al constituir un presunto delito contra la seguridad vial, siendo retirado el vehículo con servicio de grúa municipal.