Caja Burgos vende por 300.000 euros el torreón de Olmosalbos

L.M.
-

Incluye una nave bodega que ha servido de almacén y cinco fincas. El complejo se valló para evitar la entrada de personas ajenas, aunque carece de actividad. Está junto a la N-234, cerca de Sarracín, a la altura de La Venta de Pedro

Caja Burgos vende por 300.000 euros el torreón de Olmosalbos

La Fundación Caja de Burgos ha sacado a la venta varios inmuebles y fincas en la pedanía de Olmosalbos, perteneciente al municipio de Revillarruz. La entidad ha decidido enajenar mediante subasta pública el conocido torreón del sigloXVI, así como una nave bodega, una iglesia y cuatro fincas, cuyo valor de tasación global asciende a 305.340 euros más IVA, además de no incluirse el Impuesto de Transmisiones ni la plusvalía que se genere. El inmueble principal es el más caro, con un precio de 236.000 euros, la bodega está tasada en 8.800 euros y  la finca con la iglesia tiene un valor de 20.800 euros.A estas propieadades se suman  tres parcelas de suelo urbano, una con una tasación de 11.200 euros, otra de 11.000 y una tercera de 8.888 euros. Hay que añadir una parcela rústica, valorada en 2.640 euros.
Todos los interesados pueden consultar las condiciones en la Notaría Condestable (calle Condestable, 4) y en la primera planta de la Casa delCordón (plaza de la Libertad, s/n), sede de la FundaciónCaja de Burgos.
Las ofertas deberán presentarse en la notaría Condestable hasta las 14 horas del lunes 16 de septiembre. La cantidad ofertada deberá ser igual o superior a la valoración de las fincas e inmuebles (305.340 euros), por lo que no se valorarán ni tendrán en cuenta las inferiores a esa cantidad.El acto de apertura de las plicas tendrá lugar en el mismo lugar el viernes 20 de septiembre a las 10 de la mañana.
fortificación residencial. La torrona de Olmosalbos se construyó a mediados del siglo XVI por el alavés Diego Gamarra, rico comerciante de lana (por el término municipal de Olmosalbos cruza la ruta de ese producto), que la usó como lugar de descanso junto a su mujer, Leonor de Serón. Miguel de Osma y Martín de Ochoa fueron los encargados de levantar la torre, cuyas obras concluyeron en el año 1554. Su diseño consta de una planta rectangular, con una altura aproximada de 20 metros divididos en cinco pisos.En las esquinas hay adosados cuatro cubos, destacando el acabado en almenas en la parte superior. En este espacio se encuentra el escudo de la familia.
La fachada exterior y el tejado del inmueble se encuentran en un buen estado, mientras que el interior, según precisa el nuevo alcalde de Revillarruz,Santos Manuel Hernando, está en malas condiciones. El recinto hace años que está abandonado y no tiene actividad alguna, por lo que la maleza se ha ido adueñando poco a poco del entorno, que espera dar un cambio con la futura nueva propiedad.