Burgos, líder en calidad de vida en Castilla y León

J.D.M.
-
Burgos, líder en calidad de vida en Castilla y León - Foto: Alberto Rodrigo

La capital y su entorno obtienen buenas puntuaciones en el ámbito económico y de la salud en un estudio de la Fundación BBVA

Madrid y Barcelona ocupan los primeros puestos del país en calidad de vida. Las variables y los indicadores recogidos en un informe de la Fundación BBVA y el Instituto Valenciano de Investigación Económica (Ivie) así lo reflejan. Sin embargo, otras poblaciones de menor tamaño superan a estas dos grandes urbes en algunas condiciones. Ibiza, por ejemplo, lidera el ranking a nivel socioeconómico y Toledo el de la salud. En cuanto a Burgos, su área urbana funcional, que engloba la capital y 44 municipios limítrofes, es la zona de Castilla y León mejor valorada de media y figura en el top-20 en dos de los tres apartados considerados (socioeconómico y salud), quedándose a las puertas en el otro (habitabilidad).
El estudio Las áreas urbanas funcionales en España: economía y calidad de vida, elaborado por los investigadores del Ivie Francisco J. Goerlich y Ernest Reig, en colaboración con los técnicos Carlos Albert y Juan Carlos Robledo, y presentado ayer por la Fundación BBVA, revela los efectos positivos en el mercado laboral, en la innovación o en la productividad de las concentraciones de población.
Según sus autores, las 73 áreas urbanas funcionales identificadas en España por Eurostat (con una población de más de 50.000 residentes y una densidad mínima de 1.500 habitantes por kilómetro cuadrado) destacan por su calidad de vida.
Un 70 por ciento de los municipios ha perdido residentes desde el año 1900 y el éxodo del mundo rural al urbano concentra actualmente en las ciudades y su entorno al 87% de la población, manteniéndose únicamente el 13% restante en los pueblos. Pese a la nostalgia con la que a veces se habla de la vida rural, el informe demuestra que doblar la población de un área urbana favorece la economía y permite aumentar los ingresos por habitante un 2,8% de media.
Los tres principales indicadores que recoge el estudio son el socioeconómico (nivel de ingresos de los hogares, situación del mercado laboral, nivel educativo y profesional de la población residente, accesibilidad a la vivienda...), las condiciones generales del medio urbano (seguridad ciudadana, gasto municipal por habitante, grado de participación ciudadana en procesos electorales o variables medioambientales como el clima) y las de salud (tasa de mortalidad, suicidios, esperanza de vida...).
En el primer apartado, el socioeconómico, Ibiza se sitúa en cabeza, seguida por Barcelona y San Sebastián. Burgos es el primer y único área castellanoleonesa en el top-20, figura en el puesto 17.
En el segundo grupo, relacionado con la habitabilidad o confortabilidad, la Ciudad Condal y Madrid encabezan la tabla, con Benidorm completando el podio. León y Salamanca aparecen en undécimo y en decimoctavo lugar, mientras que la capital burgalesa y su entorno caen al puesto 22, fuera de la zona de privilegio.
Donde más destaca Burgos es en el tercer grupo, relacionado con las condiciones de salud. Asciende a la duodécima posición, con la misma puntuación que Salamanca y por delante de Barcelona. En los primeros puestos de un grupo heterogéneo en el que, por ejemplo, aparece La Orotava, se colocan Toledo, Guadalajara y Madrid.
En relación a la economía del conocimiento, Burgos presenta elevados niveles de formación, y junto a San Sebastián, Salamanca, Oviedo y Vitoria, además de Pamplona y Madrid, son las áreas con más de 11 años medios de estudio.
Y en innovación, con valores del indicador sintético entre 0,20 y 0,40, la capital burgalesa y su entorno se encuentran entre las áreas urbanas del país que presentan una disponibilidad media-alta de recursos humanos cualificados y sistemas de investigación de nivel intermedio, generación de activos de propiedad intelectual medio-bajos y proporciones medio-bajas de empleo intensivo en conocimiento y alta tecnología.