scorecardresearch
Salvador de Foronda

Diez Mil Preguntas

Salvador de Foronda


Zelenski, por la libertad

17/03/2022

Jamás pensó Putin que esta Europa, con su obsoleta democracia liberal y sus miles de recelos vecinales, se uniría como una piña alrededor de una palabra denominada libertad. Ha conseguido Zelenski sacar a Europa de su confort, un presidente de Ucrania nacido de la comedia, con vida en los teatros de variedades. Es un héroe en todos los sentidos y maneras y, ante todo, en el corazón y en el alma. Ha demostrado con su heroicidad y sentimiento que la vida de su país no termina con el primer bombardeo. Hoy ha vuelto a surgir en Europa un nuevo defensor de la democracia representativa y de la libertad. Que no solo defiende la historia de Ucrania, sino que defiende la libertad de Europa.

Hay que escuchar el discurso de Zelenski para darse cuenta que ha sido uno de los más conmovedores que se han pronunciado en la historia del Parlamento británico. Eligió el sitio adecuado para decir con contundencia que su país está sometido a la misma agresión que sufrió Polonia, cuando el 1 de septiembre de 1939 la Alemania Nazi de Adolf Hitler y la Rusia Soviética de Josef Stalin se empeñaron en borrarla del mapa. Nueve meses después Holanda, Luxemburgo y Francia habían dejado de ser países soberanos. En aquel momento, Churchill dijo: «lucharemos» y «nunca jamás nos rendiremos». Es entonces cuando, según la historia, Churchill utilizó la palabra como arma letal contra los enemigos de la libertad y es ahora cuando Zelenski repite la misma oratoria para conseguir la misma victoria. 

A uno no le extraña que Polonia se haya convertido en el mayor apoyo humanitario de los refugiados del conflicto y hoy es el más firme aliado de Ucrania. Es el primer país que ha intentado introducir aviones Mig-29 en Ucrania y si no llega a ser por la lengua viva de Borrell, la operación se habría llevado con éxito. Polonia, tan denostada, por el políticamente correcto Parlamento Europeo, actúa como portavoz de Ucrania en la cumbre de los veintisiete que se reunió informativamente en Versalles.

Este país, que tanto luchó y sufrió por su independencia y libertad, entiende mejor que cualquier otro socio europeo lo que la agresión rusa en Ucrania supone en Europa. Con lo cual, gracias a Churchill en aquel apesadumbrado tiempo y al no menos inspirado Zelenski en el acongojado actual, las democracias liberales pueden estar orgullosas de sus principios y sus valores.