scorecardresearch

Amenaza de huelga en Skretting por el calendario laboral

L.M.
-

Los empleados de la fábrica de alimentos para peces y mascotas de Cojóbar aceptan trabajar más horas en temporada alta (verano) y menos en baja (invierno), pero exigen que se les indemnice por ello

La multinacional noruega Skretting cuenta con cerca de 130 trabajadores en su fábrica de Cojóbar. - Foto: Luis López Araico

El conflicto laboral abierto en el seno de Skretting puede terminar con la convocatoria de huelga para sus cerca de 170 trabajadores. Dirección y sindicatos mantienen desde finales del año pasado un pulso sobre el nuevo calendario laboral que, de no fructificar las reuniones entre ambas partes, tiene todos los visos de culminar en parones de producción.

La multinacional noruega, que elabora alimentos para peces y mascotas en su fábrica de Cojóbar, planteó al comité de empresa a principios del pasado diciembre el calendario para el 2022. Para los empleados del área de piensos abogó por semanas con seis días laborables en temporada alta (de abril/mayo a octubre) compensadas en la época baja, con cuatro días de trabajo (invierno). Los empleados no vieron con malos ojos esta opción pero siempre supeditada a una compensación económica que, según precisan desde el sindicato UGT, la dirección descarta. «Quieren adecuar la producción a la carga de trabajo pero sin que repercuta nada en sus gastos», denuncia Luis Calleja, secretario sectorial de UGT FICA.

Tras sucesivos encuentros los trabajadores aseguran que solo han logrado obtener una 'propina' por el turno del fin de semana que a todas luces consideran insuficiente. «Pretenden que nos pasemos todo el verano trabajando y el invierno en casa», denuncia Calleja. Es por ello que, si de la reunión que mantendrán esta semana en el seno del Serla no salen con un acuerdo, convocarán fecha para iniciar las movilizaciones. «En cuanto salgamos sin acuerdo empezaremos a movernos, será una decisión inminente», alerta.

Es más, afirma Calleja que al día siguiente de reunirse Skretting despidió «sin motivo alguno» a cuatro trabajadores, a la par que convirtió en indefinidos a nueve empleados de las ETT. El pasado 31 de diciembre mantuvieron una reunión en la sede de los sindicatos en la que se aprobó por unanimidad plantear -en tal caso- el Serla con convocatoria de huelga. La empresa, explica, ha optado por realizar una modificación sustancial de las condiciones de trabajo para instaurar este modelo (...).

(Más información, en la edición impresa de Diario de Burgos de este martes o aquí)