scorecardresearch

Balance positivo del Burgos CF Promesas

ROBERTO MENA
-

El filial blanquinegro acaba la primera vuelta en el Grupo VIII de la Segunda RFEF fuera del descenso y con buenas sensaciones

Los integrantes del Burgos CF Promesas celebran uno de los goles conseguidos ante el Racing Rioja. - Foto: Christian Castrillo

El Burgos CF Promesas Prevennova cerró la primera vuelta del campeonato liguero con una sonrisa. El filial blanquinegro volvió a ganar en casa después de cuatro meses y es que su última victoria como local la había conseguido el 12 de septiembre. El balance es positivo después de sumar 20 puntos a mitad de campaña. Las cuentas le salen y su objetivo, la salvación, lo tiene al alcance de la mano. Saca 5 puntos al puesto de promoción y 6 al descenso, aunque tiene un partido más.

Carlos Aguilera, entrenador del equipo está satisfecho por cómo está transcurriendo el curso y sobre todo destaca que el equipo ha sido «siempre competitivo» y ha progresado de forma adecuada. «Nos hemos ido adaptando a las exigencias de la categoría, hemos ido aprendiendo y dando pasos hacia adelante», comenta el técnico local. El reto ahora es «mejorar» los números en la segunda vuelta del campeonato liguero, que para el Burgos CF Promesas comenzará el próximo 23 de enero ante el Ardoi en Castañares.

Tanto la plantilla como el cuerpo técnico tienen clara su meta, que es la de continuar una campaña más en esta categoría. No obstante, Aguilera está convencido de que el equipo tiene aún margen de mejora y espera poder sacar el máximo rendimiento a su plantilla.

Cree que «los detalles» se han convertido en algunos partidos en un lastre para los suyos. «En esta categoría son fundamentales y sobre todo en casa siempre han ido en nuestra contra. Pero creo que el equipo ha ido adquiriendo experiencia y sabiendo cuidar esos aspectos que en un grupo como este son muy importantes», explica.

El único pero que se le puede poner al equipo en esta primera vuelta son los resultados en casa, que contrastan con el rendimiento que ha tenido como visitante. Ha sumado más a domicilio, que como local. «Lo cierto es que hemos intentado lo mismo tanto fuera como en Castañares, pero en casa los partidos que han sido igualados se nos han escapado», expone.

El domingo ante el Racing Rioja el Promesas se quitó un peso de encima. Aguilera trabajó para que esa falta de resultados delante de su público no se convirtiera en una obsesión. «Eso no es bueno. Cuando algo no sale hay que trabajar y perseverar. Está última victoria no hay que tomarla de forma eufórica, pero es una liberación», señala.

Nacho Heras. La fuerza del cuadro burgalés reside en el grupo y Carlos Aguilera tiene muy claro que el colectivo es lo importante, aunque también reconoce que si un elemento ha destacado en esta primera parte ha sido Nacho Heras. El delantero ha logrado 10 de los 18 goles que ha logrado el equipo en esta primera vuelta, lo que deja clara su importancia.

«Nuestra fortaleza es el equipo, pero hay que reconocer que es nuestra referencia. Aunque lo destacable es que Nacho Heras no solo aporta goles, sino otros muchos aspectos que tienen que ver con la presión y con el trabajo», recuerda Aguilera.

ARCHIVADO EN: Burgos Promesas