scorecardresearch

Gestamp alcanza un beneficio neto de 83 millones de euros

ICAL
-

Registra cuatro trimestres consecutivos de margen EBITDA por encima del 12%

El presidente ejecutivo de Gestamp, Francisco José Riberas. - Foto: David Fernández (EFE)

Gestamp alcanzó durante el primer semestre de 2021 un beneficio neto de 83 millones de euros, mientras que los ingresos en el segundo trimestre han ascendido a los 32 millones de beneficio neto, frente a los -134 millones de euros en el segundo trimestre de 2020. La multinacional especializada en el diseño, desarrollo y fabricación de componentes metálicos de alta ingeniería para la industria de la automoción, presentó hoy las cifras del segundo trimestre y del primer semestre de 2021, en los que obtuvo unos "sólidos" resultados.

Los ingresos durante este segundo trimestre ascendieron a los 1.967 millones de euros, lo que supone un incremento del 95,9 por ciento a tipo de cambio constante frente al mismo periodo de 2020, superando en un 49, 8 por ciento a los mercados donde Gestamp tiene presencia.

El Grupo registró además un trimestre "muy fuerte" en términos de margen y el EBITDA se situó en 240 millones de euros alcanzando el 12,2 por ciento de margen EBITDA (frente al 2,3 por ciento registrado en el segundo trimestre de 2020) e incluso superior al margen pre-covid del segundo trimestre de 2019 (con un margen EBITDA del 11,6 por ciento). Así, Gestamp registra cuatro trimestres consecutivos de margen EBITDA por encima del 12 por ciento. 

Gestamp ingresó además unos ingresos y un EBITDA para el primer semestre de 2021 de 4.076 millones de euros y 498 millones de euros, respectivamente. Los ingresos del semestre representan una tasa de crecimiento del 40,3 por ciento a tipo de cambio constante frente al primer semestre de 2020 y superan al mercado de producción de automóviles en 10,8 puntos porcentuales. Gestamp ha superado al mercado en casi todas las geografías, excepto en Asia, que ha estado ligeramente por debajo de la tasa de crecimiento del mercado.

El beneficio neto ha alcanzado los 83 millones de euros durante el periodo, lo que refleja una importante mejora respecto al primer semestre de 2020, en el que registró pérdidas de 120 millones de euros por la crisis de la COVID-19. Por otro lado, desde la empresa señalan que las mejoras operativas implementadas como parte del plan de transformación de Gestamp permitieron a la compañía a mantener unos niveles de rentabilidad "muy sólidos" en el primer semestre del año, con un margen EBITDA del 12,2 por ciento.

La empresa confirma las previsiones para 2021 en cuanto al nivel de ingresos y de EBITDA, pero mejora la relación entre las inversiones y los ingresos (excluyendo la NIIF 16), que pasa de un 7 por ciento a menos de un 6,5 por ciento, y el nivel de deuda neta (excluyendo la NIIF 16 y el Plan de Transformación), que pasa de menos de 2.000 millones de euros a más de 100 millones de euros por debajo de la deuda neta de 2020.

"Gestamp ha presentado unas sólidas cifras en el primer semestre de 2021 frente al primer semestre de 2020 y el Grupo seguirá trabajando en la mejora de la eficiencia y el valor añadido de la compañía. Continuamos siguiendo de cerca las incertidumbres del mercado de automoción en torno al impacto de la escasez de semiconductores, pero mantenemos nuestras previsiones para 2021, mejorándolas en la relación de Capex sobre ventas y la deuda sobre EBITDA", afirmó el presidente ejecutivo de Gestamp, Francisco J. Riberas.

En este sentido explicó que desde Gestamp llevan años trabajando con productos específicos para el Vehículo Eléctrico como la caja de baterías, y entre otros proyectos, están aprovechando las oportunidades en torno a los fondos Next Gen de la Unión Europea, en su apuesta por "los nuevos retos de una movilidad más sostenible".