scorecardresearch

La temporalidad de peones y camareros, en mínimos históricos

G. ARCE
-

Los trabajos indefinidos en Burgos crecen un 319% durante el tercer trimestre; los temporales se desploman un 32%. Mientras tanto, el paro continúa en descenso

Alumnos de la Escuela de Hostelería de La Flora, en Burgos. - Foto: Patricia González

Peón industrial o agrícola, operario de limpieza o camarero. Si alguien quiere trabajar ya en Burgos, cualquiera de estos empleos ofrece una alternativa laboral rápida. Año tras año, los cuatro encabezan el ranking de las ocupaciones más contratadas en la provincia y en 2022 la tendencia sigue siendo la misma, aunque con una diferencia sustancial: la tasa de temporalidad, es decir, el peso de los trabajadores temporales sobre el total de los ocupados se desploma hasta límites nunca vistos. La tendencia es la misma entre las 50 ocupaciones que más contratos generan en el mercado laboral local, entre la que crece casi un 320% el número de contratos indefinidos.  

Así lo constata el último Boletín Trimestral del Mercado de Trabajo, publicado por el Servicio Público de Empleo Estatal (SEPE) y relativo al tercer trimestre. En la estadística son evidentes los últimos cambios de la reforma laboral que han entrado en vigor este año y que buscaban potenciar la contratación indefinida y, en su defecto, justificar lo más posible la temporalidad de un contrato de trabajo.

Estos cambios no han estado exentos de polémicas e interpretaciones, pero su implantación coincide con un descenso interanual del paro continuado en la provincia de Burgos entre los pasados meses de julio, agosto y septiembre. Por contra, continúan los problemas para cubrir los puestos vacantes en las empresas, la pérdida de poder adquisitivo de los trabajadores y está por ver cómo se comporta la reforma en los próximos meses, donde se prevé una caída del empleo por la crisis económica.

(Más información, en la edición de papel de hoy de Diario de Burgos)