scorecardresearch

El Consorcio cifra en 2,2 millones los daños de las riadas

A.C. / Trespaderne
-

La provincia de Burgos suma 475 solicitudes de indemnización, el 83% en Miranda, Trespaderne, Medina y Villarcayo

Alex muestra el estado de la madera podrida bajo las baldosas del baño de su módulo, que se están levantando. - Foto: A.C.

El pasado mes de enero, el Consorcio de Seguros calculaba que las inundaciones de los pasados noviembre y diciembre en toda la cuenca del Ebro le iban a suponer un desembolso de 68 millones de euros. Su jefe de Operaciones, Alejandro Izusquiza, sitúa entre 80 y 82 millones el montante estimado en estos momentos. De esta cantidad, a Burgos le corresponden 2,2 millones, según las primeras estimaciones y 1.165.000 euros ya se han abonado, aunque los receptores de las indemnizaciones pueden reclamar mayores cantidades en caso de desacuerdo, como está ocurriendo en un gran número de casos, entre los afectados del camping de Trespaderne.

El número definitivo de solicitudes de indemnización en la provincia ha subido de las 444 que se contabilizaban en enero a un total de 475, de las que 226 se sitúan en Miranda de Ebro; 89, en Trespaderne, la práctica mayoría en el camping Río Nela;50, en Medina de Pomar; 30, en Villarcayo; 25, en el Valle de Tobalina;19, en la Merindad de Montija; 11, en la Merindad de Sotoscueva;y el resto repartida entre otros municipios, como la Merindad de Valdeporres o la de Cuesta Urria.

El grueso de los daños por las fuertes avenidas que sufrieron especialmente el Trueba y el Nela en la comarca y ya el Ebro aguas abajo, afectaron a 399 viviendas y comunidades de propietarios en sus plantas bajas. Mientras, 64 solicitudes de indemnización se corresponden con establecimientos comerciales o empresariales, entre los que se cuentan las instalaciones del camping de Trespaderne o instalaciones deportivas en Villarcayo y Trespaderne, así como comercios. A ello hay que sumar daños en dos industrias y diez automóviles.

Muebles de una cocina hinchados y destrozados por el agua.Muebles de una cocina hinchados y destrozados por el agua. - Foto: A.C.

En estos momentos, el Consorcio de Seguros ha gestionado 305 de las 475 solicitudes de indemnización, por lo que aún queda trabajo por delante para zanjar las consecuencias del fuerte temporal que volvió a inundar la comarca, como ya sucediera en enero y febrero de 2019 y en enero de 2015.

En el caso de los 89 siniestros de Trespaderne se han gestionado 63 y se han abonado 397.500 euros en indemnizaciones, pero el Consorcio calcula que esta cantidad ascenderá a un «coste final de 607.000 euros», que crecería significativamente en caso de prosperar las numerosas reclamaciones que preparan los usuarios del camping descontentos con las cantidades en que finalmente se han valorado sus bienes.


Decenas de campistas rechazan las valoraciones en Trespaderne

Muchos clientes del cámping están preparando reclamaciones ante el desacuerdo con las valoraciones iniciales que ha realizado el Consorcio de Seguros de sus daños. Algunos, como Blanca Pérez, explicaban a DB como el Consorcio le ha rebajado en más de 6.000 euros la valoración del perito del propio Consorcio con la que estaban de acuerdo.

El moho y la podredumbre son visibles en la madera de los módulos tras retirar el sintasol. El moho y la podredumbre son visibles en la madera de los módulos tras retirar el sintasol. - Foto: A.C.

Otros, como Alex han recibido ya una transferencia de 11.000 euros cuando calcula que renovar todo el suelo del módulo, las paredes, electrodomésticos y otros enseres le va a suponer 18.000 euros y haciendo él los trabajos. La casuística es variada, pero hay discrepancias sobre los daños en cocinas, porches y otros anejos a los módulos que el Consorcio afirma que están fuera de las pólizas, mientras que las aseguradoras dicen a sus clientes lo contrario. Además, el Consorcio está pidiendo facturas de las reparaciones de 2019, que muchos no conservan.

Desde esta entidad señalan que «tenemos que distinguir los daños que ha generado esta inundación de lo pagado en años anteriores. No podemos pagar dos veces por los mismos daños». Añaden que se están haciendo transferencias sobre el «valor real» de los bienes asegurados, es decir, en base a su antigüedad, pero habrá opción de reclamar con facturas de los gastos reales  y «se completarán las indemnizaciones, si el coste de la reparación es mayor». «Si hay desacuerdo, que se nos comunique con documentación», concluyen.