scorecardresearch

El PET-TAC del HUBU amplía sus prestaciones diagnósticas

DB
-

El Servicio de Medicina Nuclear ha comenzado a utilizar en este dispositivo dos radiofármacos que permiten detectar Alzheimer y tumores cerebrales en fases tempranas

Personal del Servicio de Medicina Nuclear del HUBU.

El PET-TAC del Hospital Universitario de Burgos (HUBU), que entró en funcionamiento el pasado verano, amplía ahora sus prestaciones con dos nuevas pruebas diagnósticas que se suman a las que se realizaban hasta ahora, fundamentalmente dedicadas a enfermedades oncológicas.

Este equipo presenta la más alta tecnología para la detección de lesiones a través de imágenes obtenidas mediante energía nuclear (fotones) y que varían en función del átomo que se aplique como contraste. Así, la administración de Flutemetamol, que es un radiofármaco, se ha empezado a utilizar en el Servicio de Medicina Nuclear del HUBU para diagnosticar Alzheimer en pacientes jóvenes, para quienes otras pruebas resultan negativas a pesar de presentar una alta sospecha de la enfermedad.

Por otro lado, el empleo de Fluorodopa es también novedoso en la detección de tumores cerebrales en estado primario y la diferenciación entre cambios inflamatorios que pueden deberse a la respuesta al tratamiento o a una recidiva.

En ambos casos, la precisión de las imágenes que se obtienen con el PET-TAC supone un avance considerable en el pronóstico de los pacientes, puesto que la detección temprana es determinante para el abordaje de sus patologías.