scorecardresearch

Medio Ambiente estudia cambiar acacias por tilos en El Espolón

J.M.
-

Un informe estableció en 2020 un riesgo «bajo» de accidente en el árbol que se fracturó el lunes y provocó heridas leves a cuatro personas

Los bomberos estuvieron retirando ayer algunas ramas del árbol para prevenir nuevos desprendimientos. - Foto: Valdivielso

El informe elaborado por la Concejalía de Medio Ambiente para evaluar las causas de la caída este lunes de una rama de un árbol que causó heridas leves a cuatro personas en el paseo del Espolón apunta a que una de las causas, «al menos parcial», fue la presencia de un hongo en la sophora japónica (así se llama la especie arbórea) que seguramente se encuentra «en sus estadios iniciales» de colonización.

En el informe, que no ve que fuera suficiente la fuerza del viento para provocar la caída de la rama pese a que se registraron «intensidades notables» con rachas de más de 40 kilómetros por hora, se detalla la conveniencia de realizar una «evaluación más sosegada» del árbol y se apunta a que «es posible que el tratamiento procedente sea la sustitución del ejemplar por otros de especies con menos problemas de estabilidad».

El concejal de Medio Ambiente, Josué Temiño, detalló que desde el área que dirige se está sopesando no solo sustituir este ejemplar sino eliminar también las 14 acacias que hay en el paseo del Espolón. En su lugar, la idea sería plantar otros tantos tilos de un tamaño ya grande.

En relación al accidente del lunes, en el que, por fortuna, la rama que se desplomó perdió fuerza en su camino al chocar con un plátano y evitó lesiones mayores a los viandantes, el informe hace referencia a una evaluación que se realizó de este ejemplar en noviembre de 2020 y en la que se estableció, de manera global, que la sophora presentaba un «riesgo global bajo».

En un epígrafe en el que se analizaba la probabilidad de una rotura de ramas se dejó constancia de que existía un riesgo «posible» de que se pudiera producir un accidente. Una posibilidad, aclara Temiño, que figura en cualquier ejemplar de cierto tamaño.

El informe elaborado en el área de Medio Ambiente se apunta a que las tonalidades blancas que se han apreciado en la zona de la fractura son «compatibles con la presencia de un hongo de pudrición parda» y reitera que seguramente su presencia era muy inicial ya que «esta hipótesis se refuerza por el hecho de que no hay ningún signo de cuerpos de fructificación en todo el árbol».

Durante la mañana de ayer, los bomberos estuvieron cortando varias ramas de este ejemplar, ubicado junto a las estatuas de los Cuatro Reyes. Personal de la UTE de Parques y Jardines, por su parte, estuvo «revisando todo el arbolado del paseo y de otras ubicaciones de la ciudad» para tratar de prevenir que se pueda producir algún nuevo accidente.