scorecardresearch

Votación vecinal para decidir si se peatonaliza Romancero

A.B.-J.V.
-

Los residentes de esta calle de Miranda llevaban varias semanas quejándose porque la intervención en la vía ha dejado «sin acceso» a los edificios

Imagen de la obra de la calle Romancero a mediados de enero. - Foto: J.V.

El Ayuntamiento de Miranda acuerda con los vecinos de la calle Romancero que los propios ciudadanos decidan el futuro de su pavimento. Según informa el Consistorio, se realizará «una votación popular» organizada por los residentes en la vía para concretar si se peatonaliza o se mantiene como hasta ahora. Las obras, comenzadas hace más de dos meses, han ocasionado serios inconvenientes. Entre otras cosas, dejaron «sin acceso» a los edificios.

El proyecto diseñado por el departamento de Obras tenía por objetivo crear un firme peatonal y «uniforme». A ojos del equipo de Gobierno, «la normativa vigente» hace que sea imposible separar la calzada y la acera con un bordillo. De hecho, así se lo han trasladado a los vecinos. Sin embargo, deberán decidir los propios mirandeses qué plan se ejecuta finalmente. Los ciudadanos trasladarán al Consistorio el resultado de la votación el próximo 9 de marzo.

La remodelación de la vía, situada en el Casco Viejo, incomoda a los residentes desde que se inició. Algunas de estas personas creen que «las condiciones de la obra son tercermundistas o, incluso, del siglo XV». Según argumentan estos mirandeses, «no han puesto ni una pasarela para entrar a los portales, hemos tenido que entrar en casa por el barro». A fin de cuentas, perciben que se han quedado «sin acceso» decente, lo que tiene dos efectos cruciales (...).

(Más información en la edición impresa de Diario de Burgos de este jueves o aquí)