scorecardresearch

El PSOE insta a renegociar la deuda del desvío y pagarla con fondos municipales

C.M. / Burgos
-

Los concejales socialistas ofrecen su «total colaboración» al equipo de Gobierno para buscar una solución y abonar 18 millones de euros

Antonio Fernández Santos. - Foto: Jesús J. Matías

El Partido Socialista ofreció ayer su «total colaboración» al Partido Popular para buscar una solución a la deuda del Consorcio del Desvío Ferroviario después de que el ente incurriera en el impago de 13,5 millones de euros que tenía que haber abonado el 11 de abril a CaixaBank y Caja3. Además, el 11 de julio deberán pagarse otros 3,9 millones de euros correspondientes a la amortización del préstamo que se contrató con Dexia Sabadell. Total: 18 millones de deuda.

Ante esta «complicada» situación, los socialistas instaron a encontrar una salida que «no hipoteque a la ciudad durante décadas». Su propuesta pasaría por sentarse a negociar con las entidades financieras acreedoras para abonar la deuda a plazos. También consideran que debe ser el propio Ayuntamiento el que consigne una partida en sus propios presupuestos para hacer frente a la deuda dado que será imposible vender los terrenos con los que se pretendía financiar la obra. El Ayuntamiento planteó hace unos meses la dación en pago, pero por el momento no ha habido respuesta.

El concejal Antonio Fernández Santo auguró un aumento galopante de la deuda si se sigue sin pagar. «Los intereses de demora por no abonar el compromiso de amortización crecen de manera exponencial y esa deuda generará un problema enorme en este Ayuntamiento. Creemos que el equipo de Gobierno debe decir si está haciendo algo, pero mientras tanto nuestro grupo ofrece su total colaboración para encontrar una salida», apuntó ante los medios de comunicación.

Sin embargo, Fernández Santos afirmó que previamente a cualquier actuación deberá delimitarse el papel de CaixaBank y Caja3 en el consorcio. «Caja de Burgos y Cajacírculo han traspasado los créditos a sus bancos, pero no le han traspasado la responsabilidad que tienen en el consorcio. CaixaBank y Caja3, que han asumido que son los acreedores, no forman parte del consorcio. Siguen formando parte de este ente Cajacírculo y Caja Burgos, que no pueden tomar ninguna decisión porque no son nadie», apuntó.

Posteriormente, deberá acotarse la responsabilidad de cada uno de los socios en la deuda. «¿El Ayuntamiento es el deudor del cien por cien de lo que debemos o no?. Y Caja Burgos y Cajacírculo, socios del consorcio, ¿también son deudores y en qué porcentaje?», se preguntó Fernández Santos.

Finalmente, y ya conociendo su parte, el Ayuntamiento deberá consignar una partida en sus presupuestos para ir abonando la deuda. «Los bancos lo que quieren es cobrar y si hay un compromiso firme de que va a pagar, esa negociación siempre es posible».

Desvío

El concejal socialista también mostró su preocupación por el sobrecoste de la obra del desvío, que cifró en 150 millones de euros e instó al alcalde a que aclare sus declaraciones en las que aseguraba que la ciudad solo pagaría un 10%. «Ninguna ciudad en España ha pagado por una obra similar ni la mitad de lo que ha pagado este Ayuntamiento. Los ciudadanos debemos negarnos a pagarlo, ni 10% ni nada.

Además, instó a Lacalle a abonar el dinero que adeuda a los cooperativistas de Cellophane