La región gana 550 exportadores regulares en diez años

SPC
-

Cecale advierte de que es «imperioso» que las empresas mantengan sus «posiciones» en el exterior y buscar nuevos mercados para mantener su actividad ante la parálisis

La región gana 550 exportadores regulares en diez años - Foto: Jesús J. Matías

El ingente esfuerzo realizado por Castilla y León en sus diferentes planes para internacionalizar su economía camina con paso firme pero lento, aunque la covid ha impactado directamente sobre los mercados y el futuro es más incierto que nunca ante las decisiones que adopten los diferentes países en relación con sus fronteras. El número de empresas exportadoras regulares, aquellas que han estado en los mercados internacional en los últimos cuatro años consecutivos, se situó en la Comunidad, en 2019 en las 1.845, lo que supone 34 más que en el ejercicio anterior. Estas actividades aumentan año tras año aunque en cifras muy conservadoras y durante la última década, desde 2009, Castilla y León incorporó 550 a la exportación regular, desde las 1.295 que registró en 2009, es decir, su número se elevó en términos relativos, un 42,%, según los datos facilitados a Ical, por la Consejería de Economía.
El documento pone de manifiesto que el grueso de las empresas regulares, 509 en concreto, exporta por valor de entre medio millón y cinco millones de euros; seguidas de cerca por las 484 que lo hacen por entre 50.000 y 500.000 euros. Los datos aportados por la Junta precisan que 236 exportadores regulares venden fuera por menos de 5.000 euros; 237 comercializan por entre 5.000 y 25.000; y otos 162 exportan por entre 25.000 y 50.000.
En la parte alta de las ventas, 183 regulares venden por entre cinco y 50 millones; sólo 29 alcanzan una cifra de entre 50 y 250 millones; y cinco superan esa cantidad. Castilla y León perdió cuatro empresas exportadoras de más de 250 millones respecto al máximo de nueve que alcanzó dentro de la serie de la década en el 2016. El informe precisa, en cifras porcentuales, que en 2019, aproximadamente, el 53,8 por ciento de las empresas regulares exportan entre 50.000 euros y cinco millones; un 34,4% vende en mercados internacionales menos de 50.000 euros y solamente un 11,7% exporta más de cinco millones de euros. 
Oportunidad

Responsables de Cecale trasladaron a Ical, que esperan que «mejoren estos datos, en especial, que aumente el grueso de las empresas que, de forma regular, exportan, y también se incremente el volumen de exportación por compañía, así como el grado de internacionalización empresarial». Con todo, desde la patronal reconocieron que «se ha avanzado de forma notable, pero aún no es suficiente». «La internacionalización es una carrera de fondo que requiere continuos refuerzos desde el punto de vista técnico y financiero, pero también es muy importante contar con respaldo y apoyos institucionales, con el fin de dotar a este largo y complejo proceso de cierta fluidez, estabilidad y continuidad», aseveraron.
En este sentido, advirtieron de que en un primer momento, no parece un escenario «muy amigable» para crecer fuera, debido a que la pandemia ha sido global y, por tanto, la caída del mercado también es mundial. Asimismo, y dada la «incertidumbre» que aún impera en torno a los posibles rebrotes de la covid-19, explicaron, todavía permanecen muchas fronteras cerradas , de forma total o parcial, lo cual «está restringiendo de forma notable la movilidad de mercancías y personas; al tiempo que la competencia crece y se vuelve cada vez más dura». 
Esta situación y la caída de la demanda interna, hace que para las empresas «sea más imperioso mantener sus posiciones en el exterior y buscar nuevos mercados que les permita mantener su actividad», indicaron.