scorecardresearch

La naturaleza entrará en el patio escolar de Tobalina

A.C.
-

La candidatura del centro ha sido una de las 65 seleccionadas por la Fundación del Patrimonio Natural de Castilla y León entre 293 y su patio uno de los ocho burgaleses que se renaturalizará

La naturaleza entrará en el patio escolar de Tobalina

La directora del colegio del Valle de Tobalina, Ana Ortega García, ya tenía claro hace tiempo que quería renaturalizar el patio del centro e incluso el pasado curso se formó sobre esta nueva forma de ver los colegios con dos expertos pioneros en Cataluña, Carme Cols y Pitu Fernández. Cuando la Fundación del Patrimonio Natural de Castilla y León lanzó el pasado septiembre su programa de renaturalización de patios escolares, el centro tobalinés no dudó en presentar su candidatura y ha logrado convertirse en una de las ocho seleccionadas entre las 45 que se presentaron en Burgos junto con el colegio del Valle de Losa, también en Merindades; el Raimundo de Miguel, de Belorado; el Príncipe de España, de Miranda de Ebro; y Los Vadillos y Padre Manjón de Burgos. Asimismo, se ha seleccionado al IES Alfoz de Lara, de Salas de los Infantes y al IES Conde Diego Porcelos, de Burgos. 

Todos los proyectos tienen común que habrán de ser las comunidades educativas las que participen en su diseño, pero el del Valle de Tobalina ya tiene un «objetivo claro» y es el de que «nuestra escuela sea una representación a pequeña escala de nuestra comarca», en el ámbito natural. Se trata de «traer a nuestro patio el entorno natural y la biodiversidad que nos rodea», explica la directora del centro, quien ha recibido esta propuesta de la Fundación con los brazos abiertos.

La Fundación del Patrimonio Natural, que cuenta con el apoyo de las consejerías de Educación y Fomento y Medio Ambiente, destinará 4 millones de euros a esta iniciativa en la región gracias a los fondos de la Unión Europea, y ya ha licitado la redacción de los proyectos técnicos, que en el caso de Burgos cuentan con un presupuesto de 40.656 euros. Después llegará la contratación de las obras y cambios en cada espacio para los que la fundación anuncia inversiones de entre 50.000 y 150.000 euros, según las necesidades de cada centro y la amplitud de sus patios.

En el Valle de Tobalina ya han soñado como será su patio y los alumnos incluso lo han pintado. Asimismo, han visto otros patios renaturalizados para conocer en que consiste esta iniciativa que busca adaptar estos espacios escolares al cambio climático, algo difícil con las losas de hormigón actuales. Para diseñar el nuevo patio incluso se ha creado una comisión formada por familias, profesores, alumnos y representantes del Ayuntamiento y se llevará a cabo formación y asesoramiento sobre cómo desarrollar el diseño. El centro, como explica su directora, también ha pasado cuestionarios a alumnos, profesores y familias para conocer sus necesidades.

La transformación se realizará en verano, según las previsiones iniciales y cuando comience el curso 2022-2023, el colegio Valle de Tobalina, ahora con 26 alumnos, estará entre los pocos que disfruten de un patio renaturalizado en la provincia. En el patio habrá árboles frutales y no frutales y, lo más importante, un espacio bajo un cenador, para impartir clases al aire libre, algo muy positivo para tener contacto con ese pequeño reducto de naturaleza con que contará el patio y para evitar contagios.