scorecardresearch

Sánchez califica de "espectaculares" los resultados del IMV

Europa Press
-

El presidente del Gobierno asegura que el 44% de los beneficiarios de la ayuda son mujeres, el 25% de los hogares son monoparentales y el 43% de los perceptores de la prestación son menores

Sánchez califica de "espectaculares" los resultados del IMV

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ha calificado de "espectaculares" y "formidables" los resultados del Ingreso Mínimo Vital (IMV) con "casi medio millón de hogares cubiertos" por la prestación y 1,3 millones de beneficiarios percibiéndolo, cuando se cumplen dos años y un mes de su aprobación.

"El resultado es formidable, el desafío al que nos enfrentábamos cuando empezamos a diseñar el IMV era formidable, pero los resultados han sido sencillamente espectaculares, hay casi medio millón de hogares cubiertos por el IMV, por tanto, estamos fijando en torno a 1,3 millones de españoles y españolas que están percibiéndolo", ha explicado Sánchez.

Así lo ha expuesto Sánchez este lunes durante un diálogo con el Premio Nobel en Ciencias Económicas 2019, Abhijit Binayak Banerjee, en el marco de la Jornada 'Un ingreso mínimo vital orientado a la inclusión', que se ha celebrado en el Aula Maluquer, en Madrid.

El presidente del Ejecutivo ha enumerado algunos datos del IMV, como que el 44% de los beneficiarios son mujeres, el 25% de los hogares son monoparentales o que el 43% de los perceptores de la prestación son menores, algo importante, según ha dicho, porque "en España hay un problema muy serio de pobreza infantil".

Cifra insoportable de pobreza infantil 

"Siempre tuve claro que el IMV estaba concebido para reducir la cifra absolutamente insoportable de más de 2 millones de niños en situación de pobreza", ha puntualizado Sánchez.

En esta línea, el presidente del Gobierno ha manifestado que "el principal desafío de España es la desigualdad", cuya manifestación "más extrema es la pobreza" y que la sufren especialmente los jóvenes, las mujeres y los niños.

Por ello, ha subrayado la importancia de políticas "innovadoras" como el Ingreso Mínimo Vital para hacer frente a esta desigualdad, sobre todo, ante crisis como la provocada por la pandemia de la Covid-19 o ante las consecuencias de la guerra en Ucrania.

"La administración pública está innovando, tiene claros los problemas de nuestra sociedad y cómo dar respuestas desde lo público", ha indicado Sánchez. No obstante, ha proseguido diciendo que la pandemia ha dejado la lección de la necesidad de "estrechar más los lazos entre los privado y lo público". En este sentido, ha apostado por que esa colaboración también se dé en las políticas sociales.

Pedro Sánchez ha subrayado la apuesta del Ejecutivo por otras políticas sociales como las becas educativas, en las que se invierten más de 2.000 millones de euros y también ha puesto su mirada sobre la salud mental, destacando el teléfono que pusieron en marcha hace un mes y medio para evitar los suicidios, en el que, según ha dicho, la respuesta ha sido "espectacular" con "miles de llamadas en 30 días" de jóvenes con problemas de salud mental, profesores que piden asesoramiento y padres y madres preocupados por sus hijos.

Apuesta por la diversidad en la semana del Orgullo  

Además, en la Semana del Orgullo, Pedro Sánchez ha reafirmado el compromiso del Gobierno con el reconocimiento de la diversidad como un "activo social".

"En esta semana tan importante del Orgullo traslado el compromiso del Gobierno de España con una sociedad que debe identificar sus fortalezas en la diversidad y en la integración de esa diversidad como un activo", ha enfatizado.

También ha lamentado el "recorte de derechos" y el "paso 50 años atrás" que ha supuesto, a su juicio, la sentencia del Tribunal Supremo de EEUU sobre el aborto. "Estamos viendo cosas inimaginables", ha abundado Sánchez, insistiendo en la necesidad de "continuar avanzando en la diversidad".

Por su parte, el profesor Abhijit Binayak Banerjee ha defendido la importancia de entender las diferentes realidades sociales, evaluar los resultados de las políticas y aumentar los salarios mínimos.

El Premio Nobel ha subrayado que la primera justificación para actuar frente a la pobreza no debe ser otra que la "empatía", que reconocer que "las personas necesitan dignidad". A su juicio, no deberían hacer falta "otros argumentos".

Además, ha indicado que existe "muy poca evidencia" de que "si se hace mas fácil la vida de la gente", a través de una prestación como el IMV esto les vaya a hacer más vagos. Asimismo, ha defendido que hay "mucho talento en el mundo", no solo en las "élites" y que, por tanto, es necesario, ayudar a quienes han nacido en desventaja para que tengan las mismas oportunidades.