scorecardresearch

El PSOE recuerda que no es necesario ir al Ayuntamiento para pedir la bonificación

Á.M. / Burgos
-

«Es el caos absoluto». En el Grupo Municipal Socialista tienen otra visión de la Oficina Tributaria. La concejala Carmen Hernando subrayó ayer que tener cubiertas 15 de las 19 plazas de atención al público es «claramente insuficiente» y que allí se vive una situación muy tensa «con colas terribles porque deberían estar atendiendo a un máximo de 150 personas y están recibiendo al triple», obligando a esperas de hasta «120 turnos» a los ciudadanos que han acudido al Ayuntamiento a solicitar el plan de pago personalizado.
Hernando recordó que esta solicitud se puede efectuar a través de cualquier ventanilla única (Diputación, Junta, Catastro...) y criticó con dureza que el nuevo sistema no se haya «implantado gradualmente, publicitando bien la existencia de otras ventanillas y reforzando la atención al público».
En la versión que ofreció el PSOE, reconocida ayer por el concejal del ramo, Salvador de Foronda, en la comisión informativa de Hacienda, hace ya días que las peticiones de planes de pago personalizado (que conllevan una bonificación del 3%) no se están resolviendo in situ, sino que debido a la sobrecarga de trabajo se recoge la solicitud y se acumula para su posterior tramitación. Al parecer, incluso se está valorando que se recepcionen las peticiones en el Registro General municipal.
Según las cuentas de Hernando, «se espera que sean hasta 4.000» las que queden pendientes de resolución para cuando termine el plazo (1 de diciembre) de solicitud. Teniendo en cuenta que el año fiscal comienza un mes después y que el 5 de enero se pasará el primer cobro a quienes hayan pedido el prorrateo en 12 mensualidades, esto supondrá una sobrecarga de trabajo durante el mes de diciembre cuyas consecuencias se desconocen por ser un escenario inédito.