scorecardresearch

Medina inicia el día 30 su nueva campaña de bonos al consumo

A.C.
-

El martes, 28, podrán comenzar a adherirse comercios y hostelería. Los bonos serán de un máximo de 40 euros, de los que el Consistorio aportará un total 16, a razón de 4 por cada 10 euros

El Ayuntamiento medinés quiere incentivar el consumo en la ciudad. - Foto: A.C.

El Ayuntamiento de Medina de Pomar iniciará la próxima semana su segunda campaña de bonos al consumo, a la que dedicará 80.000 euros, como ya avanzó DB en octubre. A partir del martes, día 28, los establecimientos comerciales y de hostelería de la ciudad tendrán diez días para adherirse a la campaña y los empadronados podrán comenzar a comprar sus bonos a través de internet el jueves, día 30, en el que ya podrán también comenzar a canjearlos por compras en los comercios que se hayan adherido en ese momento.

Cada vecino podrá adquirir hasta un total de 40 euros en bonos de 10 o de 5 euros. De cada 10 euros, el Ayuntamiento aportará 4 y el ciudadano, 6. Mientras que si se compran bonos de 5 euros, el Consistorio aportará 2 euros y el ciudadano, 3. Los bonos estarán disponibles para los empadronados hasta el 10 de enero y desde esa fecha hasta el 30 de abril su adquisición se abrirá a cualquier consumidor que desee realizar compras en la ciudad, puesto que el equipo de gobierno busca estimular las ventas en los negocios y con ello, la economía local. Quienes lo deseen podrán gastar todos sus bonos, hasta 40 euros, en el mismo negocio. De ese modo, el Ayuntamiento aportaría 16 euros y el consumidor, 24.

Desde el equipo de gobierno han diseñado esta nueva campaña porque «comercio, hostelería y turismo son los sectores empresariales más afectados por las consecuencias de la pandemia». Los bonos iban a lanzarse el pasado día 10, pero el Ayuntamiento ha tenido que retrasarlos, al ser imposible que la empresa encargada de la plataforma digital que los gestionará, la tuviera acabada en ese plazo, según ha explicado el alcalde, Isaac Angulo. El regidor dio el día 28 como plazo máximo a la empresa y ha logrado que lo cumpla para iniciar la adhesión de los negocios.

En la primera campaña, lanzada en diciembre de 2020 solo se permitió canjear bonos a los empadronados que debían de aportar 15 euros y el Consistorio otros 15. Finalmente, el Ayuntamiento gastó 48.000 euros y los consumidores la misma cantidad. Con esta nueva iniciativa, si se venden todos los bonos, algo previsible al poder entrar vecinos de la comarca o incluso visitantes, se inyectarán 200.000 euros en los negocios.