scorecardresearch

314 euros por cada tarde en la que pasen 30 consultas

G.G.U.
-

Burgos, con 60 médicos, es la provincia de la Comunidad en la que más éxito ha tenido esta iniciativa que estará en vigor hasta el 7 de marzo. En el otro extremo están Zamora y Soria, donde solo se han apuntado dos

Sesenta médicos en Burgos cobrarán 314 euros por cada tarde en la que pasen 30 consultas. - Foto: Alberto Rodrigo

Sesenta médicos de Atención Primaria de Burgos se han apuntado a la medida que les permite cobrar 314 euros por cada tarde -fuera de sus respectivas jornadas ordinarias- en la que pasen treinta consultas presenciales, según detalló el consejero de Sanidad, Alejandro Vázquez, tras el Consejo de Gobierno celebrado ayer en Valladolid. Burgos es la provincia en la que más respuesta ha habido a esta iniciativa, que tendrá vigencia hasta el 7 de marzo, tanto en número de voluntarios como en porcentaje con respecto a la plantilla de facultativos: 17,8% sobre un total de 336, según datos oficiales de Sacyl con fecha de 2020. 

En el extremo opuesto están Soria y Zamora, en las que solo dos médicos de sus plantillas han accedido a extender las jornadas ordinarias, aun cobrando por cada tarde 'extra' (son el 1,5% y el 0,87% del total, respectivamente). En Salamanca, que es la provincia más similar a Burgos en lo sanitario, se han apuntado 25 de sus 334 médicos de familia.

La Consejería de Sanidad aprobó el pasado 7 de enero esta medida, que se negoció con la Mesa Sectorial y que, en palabras de Vázquez, pretende «mejorar la carga de trabajo y aliviar la presión de los profesionales» durante la sexta oleada por coronavirus para evitar «el colapso» y, al mismo tiempo, garantizar «la recuperación de actuaciones que son la esencia de la atención primaria».

En la orden que la regula (publicada en el Boletín Oficial de Castilla y León del pasado 7 de enero) se explica que es de aplicación para médicos (tanto especialistas en Medicina Familiar y Comunitaria como en Pediatría) y enfermeros, que la participación siempre ha de ser voluntaria y si se dan una serie de circunstancias. La primera, que en la zona sanitaria en cuestión (en Burgos, la provincia es área única) no haya médicos o enfermeros disponibles en la bolsa de empleo temporal y, también, que los sanitarios que soliciten la actividad 'extra' estén saturados de trabajo.

Para aceptar que se da esta circunstancia, la Consejería establece que el médico apuntado debe tener una agenda de mañana que supere las 40 consultas a demanda del paciente (bien telefónicas bien presenciales o a domicilio) y especifica que debe atenderla «completa». Así, todas las citas «no demorables» solicitadas por los pacientes a partir de la número 40 «conformarán una agenda común del equipo que se atenderá en horario de tarde»; en concreto, se hará de 16.00 a 20.00 horas y con un máximo de 30 consultas «en las tardes que se establezcan». Es decir, los participantes en la medida no tienen por qué trabajar cuatro tardes 'extra', que sería el máximo, dado que una tarde ya entra en la jornada ordinaria. En el BOCyL se especifica que se intentará que los médicos no trabajen más de 48 horas semanales.

68 en enfermería. Burgos es también la provincia en la que más respuesta ha habido en la categoría de enfermería a la realización voluntaria de actividad de tarde; en este caso, son 68 de los 324 enfermeros de la provincia. Esto equivale al 20,9% del total de la plantilla, siempre según datos oficiales de Sacyl de 2020.

En este caso, la retribución por cada tarde trabajada al margen de la jornada ordinaria es de 209 euros, lo cual ha suscitado quejas. También se ha hecho diferencia con el baremo que mide la saturación de las consultas y, en este caso, se considera pertinente el trabajo 'extra' cuando se aprecie un aumento del 25% de la derivación a la jornada ordinaria de tarde.