scorecardresearch

Michelin, GSK y Pascual ganan plantilla al cierre de 2021

I.M.L.
-

El incremento de la producción y los planes de cara al próximo año auguran inversiones por encima de los 35 millones de euros. La innovación es el reto que marca las expectativas de las tres mayores empresas de Aranda de Duero

Michelin, Pascual y GSK son las tres firmas que más destacan por el volumen de plantilla ocupando suelo industrial en la capital ribereña. - Foto: Valdivielso

La situación económica global, con la pandemia omnipresente y otros problemas añadidos como la escasez de materias primas o el encarecimiento de los suministros de energía, se está capeando de manera satisfactoria por parte de las tres mayores empresas de la capital ribereña en lo que a plantilla se refiere. A lo largo de este año, los ajustes y estrategias desarrolladas por Michelin, GSK y Pascual van a permitir completar este ejercicio con incrementos en sus cifras de empleo para atender las necesidades de producción que, lejos de verse mermadas, mantienen unos datos al alza.

Estas firmas operan en sectores muy dispares, pero con un marcado carácter exportador, lo que les ha permitido contrarrestar los efectos de la crisis provocada por la covid-19 ajustándose a las condiciones de cada mercado, apostando por la baza de la innovación como herramienta para mantener su competitividad y, con ella, la producción y la plantilla.

Acudiendo al detalle, Michelin ha venido realizando a lo largo de 2021 25 contrataciones, alcanzando las 500 en el último lustro, casi la mitad, doce, de ingenieros, con la previsión de incorporar otros doce trabajadores más nada más estrenarse 2022, a los que se sumarán 14 ingenieros más, cuatro de los cuales se destinarán a un nuevo espacio de innovación que echará a andar en el segundo semestre. «Actualmente estamos trabajando en la creación de un espacio de innovación y ya hemos contratado cuatro ingenieros que desarrollarán nuevos proyectos en los ámbitos de la robotización, visión artificial y manutención automática para acelerar nuestra transformación conforme a nuestra hoja de ruta de la industria 4.0. Este espacio estará disponible antes de finalizar el primer semestre de 2022», especifica César Moñux, director de la factoría arandina de Michelin.

Para Pascual el año también ha sido favorable en lo que a la plantilla se refiere. Si estrenaba este año con una reorganización de su estructura que supuso la salida de 137 empleados de los 2.200 que tenía, 45 de la fábrica arandina, las cifras actuales hablan de 2.300 empleados, revirtiéndose la tendencia. 

En el caso de la factoría arandina de la farmaceútica GSK, los cambios en la plantilla son mínimos, con contrataciones temporales por necesidades producción y sin tener que acudir a la figura laboral del ERTE, con lo que la plantilla ronda los 550 empleados.

Sobre la mesa de los responsables de estas compañías están ya los planes para 2022. Según las cifras facilitadas por estas empresas, la inversión para el próximo año en sus instalaciones de Aranda puede supera los 35 millones de euros. 

De momento, los planes que maneja Michelin para la planta arandina es invertir 20 millones para mantener y potenciar su designación como Fábrica Líder Tecnológica dentro de la estructura de la multinacional francesa. 

En el caso de GSK, la cifra inversora será de 15 millones de euros, la mayor en los últimos 14 años, para poner en marcha la producción de tres nuevos medicamentos, relacionados con los tratamientos oncológicos y el VIH. 

Por su parte, Pascual se mantiene pendiente de la recuperación del consumo, tanto en el sector hostelero como en domicilio, y confiada en que los fondos europeos sirvan para relanzar el sector agroalimentario en la región para seguir creciendo.