scorecardresearch

Asociaciones comerciales urgen sellar el convenio municipal

B.G.R.
-

La tardanza en la firma de la ayuda comprometida pone en jaque las actividades de promoción previstas hasta finales de año. «No podemos seguir adelantando la financiación»

Imagen de la campaña de Centro Burgos, en colaboración con la Escuela de Arte, para embellecer los escaparates de los establecimientos. - Foto: Alberto Rodrigo

Las ayudas públicas sustentan buena parte de las actividades que organizan las asociaciones zonales de comercio para dinamizar el sector y por extensión la vida de la ciudad. Tanto Centro Burgos, que agrupa a los empresarios del casco histórico, como Zona G en Gamonal están a la espera de recibir la llamada del Ayuntamiento para firmar el convenio que les permite desarrollar su programa anual con un importe de más de 40.000 euros. Por ahora, no tienen noticias al respecto y la incertidumbre de poder continuar con sus proyectos crece a medida que pasa el tiempo.

La gerente de Centro Burgos, Belén Marticorena, se muestra tajante ante esta situación. «Estamos  adelantando la financiación de las actuaciones realizadas hasta la fecha. Si no tenemos firmado el acuerdo no hay garantías para la campaña de otoño ni la de Navidad. Estamos hablamos de un sector básico para promocionar la ciudad, la economía, el urbanismo o el turismo de cara a empezar a trabajar para que Burgos sea Capital Europea de la Cultura», sostiene.

Marticorena expresa su malestar por «estar siempre costeando los eventos sin garantías», además de que considera que la situación del sector no es la idónea para «adelantar un dinero que además está comprometido desde el inicio del año». Por todo ello, subraya que el colectivo «no es un banco, sino todo lo contrario, ya que no podemos continuar siendo los promotores de la ciudad sin contar con la adecuada colaboración». A modo de ejemplo, destaca la iniciativa desarrollada en abril por la asociación, con la colaboración de la Escuela de Arte y Diseño, que permitió embellecer los escaparates.

Desde la Asociación Zona G, su gerente Borja García, también se muestra quejoso con la tardanza en la firma del convenio dado que asegura que habitualmente solía producirse antes de las fiestas de San Pedro o como muy tarde en julio, «pero en ningún caso hemos llegado a estas fechas sin rubricarlos». Es en ese momento, según precisa, cuando las agrupaciones reciben el 70% de los fondos, mientras que el 20% cuando justifican los gastos a finales de año.

García urge al Ayuntamiento a que dicho acuerdo se selle este  mes y no se posponga más en el tiempo para que el sector tenga la total certeza de que las actividades comerciales programadas puedan salir adelante. «Estamos trabajando ya en las campañas de otoño, Halloween y Navidad», avanza, no sin antes recordar las que ya se han desarrollado hasta ahora.

Lo que ya se ha hecho. Al respecto, enumera la promoción del día de San Valentín, el de la Madre, el proyecto de adecentamiento de los exteriores de locales vacíos, en los que se están realizando distintas intervenciones artísticas, o la feria de estocaje Gangamanía, que se viene ejecutando desde la pandemia en los propios establecimientos. A todas ellas suma el proyecto Barrio de Genios, que necesita de esa ayuda municipal para continuar avanzando en las actuaciones artísticas del mobiliario urbano, ya sean cabinas, paredes, cuadros eléctricos o marquesinas.

La situación se agrava debido a que tampoco se ha recibido la confirmación del apoyo económico de la Junta. En este caso, García explica que se han presentado cinco iniciativas con importes económicos de más de 2.000 euros.