scorecardresearch

La zarzuela de la JOSBu se queda sin estreno en los Sampedros

I.L.H.
-

Los problemas presupuestarios de la Gerencia de Cultura obligan a trasladar a diciembre 'Agua, azucarillos y aguardiente', previsto para fiestas. El cambio afecta a un centenar de burgaleses

En 2019 hicieron ‘La verbena de la Paloma’ en versión concierto. La de ahora es escenificada y con la orquesta en el foso. - Foto: J.M.I.

Desde el año 2013 la Joven Orquesta Sinfónica de Burgos (JOSBu) tiene una actuación reservada durante las fiestas de San Pedro. Los proyectos de la agrupación son cada vez más ambiciosos y después de interpretar una antología de la zarzuela, en 2019 afrontaron La verbena de la Paloma en versión concierto, con coro, ballet y solistas. Pero tras el parón por la pandemia, la JOSBu tenía previsto regresar por todo lo alto, con la interpretación cantada y escenificada de una zarzuela el martes 28 de junio. Pero otra vez los problemas presupuestarios que arrastra la Gerencia Municipal de Cultura por los pagos pendientes de facturas atrasadas pone en peligro un evento que atañe a un centenar de artistas burgaleses.

El estreno de Agua, azucarillos y aguardiente involucra a varios gremios: desde los jóvenes músicos de la orquesta que estarían en el foso, el Orfeón Burgalés y el Orfeón Infantil,  los cantantes solistas, el regidor, el director de escena, los estudiantes de la Escuela de Arte que esta semana concluyen la escenografía y la modista de Pradoluengo que se encarga del vestuario. Pero a tres semanas del estreno, el Ayuntamiento les comunicó la necesidad de posponer el estreno por falta de dinero.

Como con el Festival de Folclore. Desde la Gerencia afirman «lamentar» el 'contratiempo' y vincular su representación posterior a la aprobación de una nueva modificación presupuestaria, como tienen que hacer para salvar el Festival Internacional de Folclore, que también se han quedado sin remanente. 

«Nuestra intención es que se haga, pero ahora es imposible», añade la presidenta, Rosario Pérez Pardo, quien recuerda que buena parte de los problemas económicos tienen de la Gerencia que ver con las facturas  pendientes de 2021 para el pago de los servicios técnicos, un contrato que está aún sin adjudicar por los recursos presentados.

Y aunque el estreno se vincula a San Pedro, la zarzuela de la JOSBu no está incluida en el presupuesto de fiestas, que se ha duplicado este año e incluso dispone de fondos para abordar cuatro verbenas en el último momento. Esta actuación se engloba en el presupuesto de Cultura, que es quien sufraga esas facturas pendientes de pago.

El cambio de fecha está suponiendo un trastorno para los artistas involucrados, que ahora deberán hacer encaje de bolillos para estar disponibles en diciembre. La actuación se ha cerrado, de momento, para el 11 de diciembre en el Teatro Principal. La agenda de la JOSBu apoyada por la Gerencia de Cultura cuenta también con un concierto sinfónico el 25 de septiembre y otro el 27 de noviembre, ambos en el edificio isabelino. Además, preparan de la mano del Ayuntamiento y la Fundación Caja de Burgos la representación de una ópera el 9 de octubre.