scorecardresearch
Ana Castellanos

Ana Castellanos


No ha ganado nadie

15/02/2022

No voy a entrar en estas líneas a valorar el nuevo panorama político del Gobierno de Castilla y León tras las elecciones del domingo. Pero, perdónenme que les diga que no entiendo tanta euforia ni alegría, ni frases de autocomplacencia con el resultado obtenido, después de hacer unas cuentas con los números que dejan estos comicios. Sin duda, la ganadora absoluta fue la abstención, porque nada menos que 700.000 personas ni se molestaron en acercarse a las urnas y me parece ridículo que se diga que la participación fue menor porque estamos en invierno. Los castellanos y leoneses ya estamos curtidos con muchos febreros. 

Lo que está meridianamente claro es que 700.000 ciudadanos son más que los 377.000 que votaron al PP, más que los 360.000 que apoyaron al PSOE y más que los 211.000 que votaron a VOX. Parece evidente que a muchos ciudadanos no les gusta el panorama político, porque ningún partido da respuesta a sus necesidades con sus discursos y proclamas. Y la abstención se ceba especialmente con el mundo rural. Digna de investigar es la registrada en el Valle de Mena, donde fueron más los que se abstuvieron, un 52% de los vecinos (1.647), que los que votaron, un pingüe 48% (1.529). En Medina de Pomar también se quedaron bastante escasos de participación con un 56% de votantes frente a un 44% de abstención. Eso en números significa que votaron 2.532 medineses, pero 1.970 se quedaron en casa. 

Algo falla, sin duda. ¿Será que Valladolid nos queda muy lejos de Las Merindades y no confiamos en que nadie se percate de nuestros males para ponerles solución? El desánimo a la hora de ejercer el derecho al voto es claro y los políticos de todas las formaciones deberían realizar una reflexión sobre qué están haciendo mal.