scorecardresearch

Laurra Dern: los 55 años de una estrella atípica

SPC
-

TCM dedica el próximo jueves la programación a la protagonista de 'Corazón salvaje', una actriz precoz que consiguió en 2020 el ansiado Oscar por la cinta 'Historia de un matrimonio'

Laurra Dern: los 55 años de una estrella atípica

Laura Dern fue una actriz precoz. Sus padres, los actores Bruce Dern y Diane Ladd, se divorciaron cuando ella tenía tan solo dos años y la pequeña creció en el ambiente contracultural de la década de los años sesenta en California. Con seis años intervino junto a su madre en un pequeño papel en la película Alicia ya no vive aquí de Martin Scorsese y a los siete actuaba con soltura en las funciones escolares de su colegio y a los nueve se matriculó en el Lee Strasberg Theatre Institute.

La intérprete fue creciendo tanto físicamente, roza el metro ochenta de estatura, como en madurez y en talento, y fue subiendo, paso a paso, los escalones del mundo del cine hasta convertirse en una estrella que ha trabajado a las órdenes de directores como Steven Spielberg, Martin Scorsese, Peter Bogdanovich, Robert Altman, David Lynch o Clint Eastwood.

El próximo jueves Laura Dern cumple 55 años y, para celebrarlo, TCM le dedica la programación de esa jornada y de todos los jueves del mes emitiendo una selección de sus películas más conocidas, con títulos como Cielo de octubre, Máscara, Un mundo perfecto y Corazón salvaje.

En Máscara, dirigida por Peter Bogdanovich en 1985, Laura Dern interpreta a una joven ciega, la amiga de un chico deforme. Un año después David Lynch la eligió para hacer de novia de Kyle MacLachlan en la perturbadora Terciopelo azul. De la mano del mismo director entró en la década de los noventa con uno de sus papeles más recordados, el de Lula en Corazón salvaje, un filme que ganó la Palma de Oro del Festival de Cannes. «No hay nadie como ella», explica David Lynch. «Es una actriz que no le teme a nada. Es rebelde e indómita, pero, a la vez, es un producto de Hollywood. Es parte de esa realeza nacida y criada en la industria. Su nombre evoca el eco del antiguo Hollywood como el de muy pocos intérpretes en la actualidad. Nunca he dado por acabada una toma en la que Laura no lo haya dado todo e incluso más de lo que esperaba».

A lo largo de su carrera Laura ha estado nominado al Oscar en tres ocasiones. La primera en 1992 como mejor actriz en El precio de la ambición, una película por la que también fue candidata como actriz secundaria su madre, Diane Ladd. La segunda, en 2015, como mejor actriz de reparto por Alma salvaje. Finalmente, en 2020 consiguió hacerse con la estatuilla por su papel de abogada sin escrúpulos en Historias de un matrimonio.

«Como actriz disfruto interpretando a mujeres desmelenadas porque me gusta ser algo rebelde», afirma. «Me interesan los papeles centrados en personas poco populares, lo que yo llamo personajes incomprendidos. Pero he interpretado tal cantidad de mujeres diferentes que no me parece justo que sean percibidas como la misma». Fuera de las pantallas Laura Dern es una fanática del mundo de la moda, defensora a ultranza del medio ambiente y una activista política de primera línea. Ha tenido como parejas a actores como Jeff Goldblum, Kyle MacLachlan o Billy Bob Thornton. Estuvo casada con el cantante Ben Harper, con el que tuvo dos hijos. En los últimos años ha desarrollado, además de la interpretación, una carrera como productora, sobre todo de series de televisión. Incluso ha hecho sus pinitos como guionista y directora. Una artista total. «Siento un nuevo apetito, una nueva fiebre, nuevas ganas de explorar un nuevo universo divertido y oscuro, con amor y furia dentro de un mundo que realmente adoro, como es la interpretación», concluye.