scorecardresearch

El CIS da al PSOE la victoria el 13F y revive a Podemos y Cs

David Alonso
-

El barómetro preelectoral de las elecciones autonómicas sitúa al PP un punto por debajo de los socialistas, con entre 27 y 32 procuradores

El CIS da al PSOE la victoria el 13F y revive a Podemos y Cs - Foto: Ical

El PSOE ganaría las elecciones autonómicas del próximo 13 de febrero con el 30,8 por ciento de los votos y entre 25 y 34 procuradores, seguido muy de cerca por el PP, que acapararía el 29,8 por ciento de los votos y entre 27 y 32 procuradores, lo que les obligaría a alcanzar pactos para gobernar con las fuerzas minoritarias. El barómetro preelectoral de las elecciones autonómicas del CIS publicado hoy suaviza la irrupción de Vox, que se situaría como tercera fuerza política con el 9,3 por ciento de los votos y entre 4 y 8 procuradores, y revive a dos formaciones muy castigadas por las últimas encuestas como Podemos, al que otorga entre 3 y 5 procuradores, y Ciudadanos, con entre 2 y 5 representantes en las Cortes. La encuesta también muestra la entrada, con hasta tres escaños, de Soria Ya!, única fuerza de la España Vaciada que lograría representación parlamentaria; al igual que UPL y Por Ávila que seguiría con un procurador, mientras que la UPL, entre dos y tres.

Así, por provincias, en Ávila el PP alcanzaría un 31,2 por ciento de los votos, con tres procuradores, lo que le permitirá mantener la última representación, a pesar de bajar en cinco puntos la intención de voto; mientras, los socialistas se situarían entre 2 y 3, con el 26,5 por ciento, dos puntos menos que en 2019; y Por Ávila mantendría su escaño, con el 15,4 por ciento, seis puntos más. La encuesta da a Vox entre 0 y 1, con el 9,2 por ciento. Desaparecería el escaño de Ciudadanos, que cae a la mitad, con el 6,2 por ciento.

Por su parte, los 11 escaños de Burgos mantendrían la misma línea que en 2019. La victoria sería para el PSOE, con el 35,8 por ciento (entre 4 y 5 escaños), frente al 37,4 de hace dos años, cuando logró cinco representantes. El PP obtendría entre 3 y 4 (28,2 por ciento, dos décimas menos), y Unidas Podemos y Vox, uno cada uno, con el ocho y el 8,7 por ciento, respectivamente. Además, Cs podría mantener al menos uno de los dos procuradores actuales, si bien el porcentaje de votos bajaría del 17,5 al ocho por ciento.

En León, el CIS otorga entre 4 y 5 escaños al PSOE, con el 28,1 por ciento de los votos, cuando en 2019 obtuvo seis procuradores, con el 35 por ciento; al PP, entre 3 y 4, con el 24,4 por ciento, tres puntos menos para cuatro escaños hace dos años. UPL recuperaría una importante cuota del leonesismo, con entre 2 y 3 representantes y el 18,8 por ciento, ocho puntos más que las ultimas elecciones, cuando alcanzó un solo procurador. Unidas Podemos y Ciudadanos se quedarían con un representante.

En Palencia, empate técnico en el bipartidismo en intención de voto, con el 32,6 por ciento para el PP y el 32,2 para el PSOE, lo que se traduciría en tres procuradores para los primeros y entre 2 y 3 para los segundos. Con estos resultados, ambas formaciones sufrirían un retroceso en porcentaje, principalmente acusado para los socialistas, con cuatro puntos de caída. Ciudadanos, con el 9,3 por ciento, tendría entre 0 y 1, los mismos que Vox, con el 10,8.

Estaría más repartida la representación en la provincia salmantina, con entre 3 y 4 para PSOE (31 por ciento, tres puntos menos que en 2019), y entre 4 y 5 para el PP, dos puntos porcentuales menos. En esta circunscripción tendrían un escaño Ciudadanos y Vox, con algo menos del nueve por ciento de los votos en ambos casos.

En Segovia, el CIS entrega entre 2 y 3 para PSOE y para PP, con el 33,3 y 30,3 por ciento de intención de voto, respectivamente, lo que supone igualar el porcentaje de 2019 para los socialistas y bajar en tres puntos para los 'populares'. La encuesta da entre 0 y 1 procurador para Unidas Podemos y Vox, con el 11 y 10,4 por ciento.

La fuerza de Soria Ya

La gran sorpresa llegaría en Soria, donde Soria Ya arrasaría en intención de voto, con el 42,3 por ciento de los sufragios, que le permitirían entra en el Parlamento autonómico con entre 2 y 3 escaños y reduciría notablemente la presencia del bipartidismo. Así, el PSOE pasaría de tres procuradores a entre 1 y 2, con el 21,1 por ciento de los votos (frente al 41,3 por ciento de 2019); y el PP, de dos a uno, con el 18,9 por ciento, diez puntos menos.

En Valladolid, las elecciones las ganaría el PSOE, con el 32,7 por ciento de los votos y entre 5 y 6 escaños, unos resultados que le harían perder dos puntos porcentuales en relación a hace dos años (cuando obtuvo seis representantes). El PP lograría cinco procuradores, pero con el 29,6 por ciento, igual que en 2019. Del resto de los 15 representantes que se ponen en juego, Ciudadanos y Unidas Podemos alcanzarían entre 1 y 2, con el 11 y el 11,5 por ciento, respectivamente, y Vox, uno.

Por último, en Zamora el PP ganaría los comicios, con entre 3 y 4 y un 36,2 por ciento, tres puntos más que en los anteriores comicios (con tres escaños); el PSOE, entre 2 y 3 y un 27,1 por ciento, cerca de nueve puntos menos; mientras que Vox se sitúa con entre 1 y 1 y un 9,4 por ciento.