scorecardresearch

Una catedral para el valle del Arlanza

I.P.
-

El ceramista Félix Yáñez continúa con la 'expansión' del poblado medieval que comenzó hace una década y levanta un templo gótico de 9 metros, que define como su «interpretación de la Seo burgalesa»

En su interpretación de la Catedral burgalesa, Yáñez introduce el color y hasta algunos curiosos animales. - Foto: Miguel Ángel de la Cruz

El Medievo sigue instalado en este pequeño rincón del Valle del Arlanza y Territorio Artlanza sigue creciendo como si fuera el centro neurálgico de la vida del siglo XII, conocido como la era de oro de las catedrales en Europa porque fue cuando brotaron en el corazón de los burgos para cumplir mucho más que una función religiosa, y fueron lugar de  reuniones de los diferentes gremios. Curiosamente, se cree que los que dirigieron la construcción de las primeras catedrales fueron monjes, antes de que aparecieran los maçons, como se conocía en francés a los arquitectos, y los canteros. Félix Yáñez no es ni monje ni maçons ni por su poblado medieval se pasean canteros, dibujantes, herreros, carpinteros o vidrieros, se basta él solo para levantar su Catedral, el gran monumento con el que, dice, dará por acabado su poblado.

La Seo de Territorio Artlanza ya se alza altiva y sus agujas se ven desde distintos puntos del pueblo. Alcanza los 9 metros de altura, y el propio Félix reconoce que se le ha ido «un poco de las manos» porque pensaba en una altura de 4 ó 5 metros y acabará casi en 10.

El artesano ceramista de Quintanilla del Agua explica que no hay que ver esta Catedral suya como una réplica de la de Burgos, sino como una interpretación de la misma. Tampoco su construcción responde a un homenaje a aquélla  aprovechando la conmemoración este año de su VIIICentenario, porque su planificación hace ya tiempo que estaba en su mente, pero sí reconoce que tras ver hace unas semanas el espectáculo de luz y color en la capital burgalesa, uno de los actos programados en las celebraciones de este verano, le surgió la idea de hacer una catedral gótica de color, aprovechando también que se ubica junto al poblado infantil ya recreado en Territorio Artlanza y que es una explosión de luz y color en sí mismo.

La Catedral de Yáñez está ya muy avanzada y día a día toma forma; comenzó levantando sobre la cimentación la fachada de la puerta de Santa María, incluso pensando en quedarse ahí, pero finalmente ha decidido construirla completa y ya ha alzado las dos torres con sus impresionantes agujas y la nave central con el rosetón, los 8 reyes y la Virgen en la parte central, y continuará completándola con la puerta del Sarmental, las fachadas y puertas laterales, las girolas, naves, el cimborrio, los arbotantes y hasta las vidrieras. Todo un reto en el que dice que se extenderá aún el trabajo un año largo, ya que ahora mismo estará construido un 10% de lo que será finalmente. 

En su construcción, como el dice, en el extrarradio del pueblo medieval, utiliza el hormigón y ladrillo, pero también la obra requiere el uso de madera para los tejados y cerámica y azulejos de colores para las vidrieras.  

Otra de las novedades que Yáñez ha incorporado a su pueblo medieval es la incorporación de siluetas de edificios históricos del Arlanza, en un guiño a la comarca y en homenaje a su rico patrimonio artístico; así ha incluido la iglesia de Quintanilla del Agua, un barrio de  Tordueles, la casa de Doña Sancha y el Torreón de Fernán González, de Covarrubias, y la  Colegiata de Lerma, quedando pendiente el minasterio de Santo Domingo de Silos. 

La nueva Catedral de Territorio Artlanza se levanta en un terreno al final del poblado medieval y junto a la zona infantil y el terreno lo ha tenido que comprar para seguir construyendo. Yáñez explica que con esta obra está cerrando el círculo de Territorio Arlanza, aunque con él nunca se ve ese final de este proyecto que está considerado como la escultura más grande del mundo y que recibe a lo largo del año a miles de visitantes.