scorecardresearch

«La Academia de Dibujo seguirá en el Consulado del Mar»

R.P.B.
-

La diputada de Cultura, Raquel Contreras, quiere que siga en el edificio del Espolón tras las obras

La academia cuenta con un notable número de alumnos. - Foto: Alberto Rodrigo

Los presagios sobre el futuro inminente de la Academia Provincial de Dibujo, prestigiosa e histórica institución de la ciudad, pueden ser menos negros de lo que parecían si se cumplen las intenciones y deseos del área de Cultura de la Diputación. Su responsable, la diputada Raquel Contreras, asegura que la Academia de Dibujo seguirá estando en el edificio del Consulado del Mar una vez finalicen las obras de rehabilitación del inmueble que, eso sí, obligará temporalmente a desplazar a otros lugares las actividades que en él se desarrollan. «La idea es que la Academia de Dibujo se mantenga en el Consulado del Mar y haremos todo lo posible y lo necesario para que siga prestando su servicio de la mejor manera posible. Es una institución muy importante», ha reconocido Contreras a este periódico.

La suya es una voz autorizada. Sin embargo, contrasta con las intenciones de Presidencia: en una entrevista publicada por este periódico hace unas semanas, César Rico no dejaba tan claro el escenario: aseguraba el presidente de la institución provincial que la Academia de Dibujo debe amoldarse «a los tiempos que corren» y que tal vez «haya que buscar espacio en el Consulado del Mar o en otro sitio para que se puedan dar clases con total normalidad». ¿Significa eso que se está pensando en desalojar a la Academia de Dibujo del edificio que se construyó hace más de doscientos años exclusivamente para que acogiera a esta institución académica? Esa era, desde luego, la intención en un principio, y que ganara espacio en el inmueble Sodebur en detrimento de la academia, lo que podría suponer un golpe mortal para ésta.

Que Raquel Contreras afirme ahora que la apuesta de Cultura es dejar a la academia donde está mueve a la esperanza de quienes se vieron soliviantados con las otras intenciones, si bien es cierto que la diputada asegura que la decisión final no está en sus manos. Pero Contreras va más allá y, subrayando la relevancia de la Academia de Dibujo, asegura que su intención es extender el magisterio de ésta allende las fronteras de la capital, esto es, que se está estudiando la posibilidad de realizar en distintos lugares de la provincia cursos y talleres impartidos por los docentes de la institución. «Nos parece importante expandir este servicio por la provincia», asegura Contreras. Las obras de rehabilitación del Consulado del Mar comenzarán previsiblemente este verano, después de que concluya el curso. Según ha sabido este periódico, la duración de las obras se prolongará entre un año y medio y dos años. 

Edificio cultural. Sea lo que sea que suceda al final, para que el histórico inmueble ubicado en el Espolón acoja menesteres que no sean la Academia de Dibujo debe ser modificado su uso, toda vez que el Ayuntamiento de Burgos cedió el solar en el que se levantó el edificio con la condición de que no tuviera otro destino que ser «Casa para la Escuela de Dibujo». Para ello, debería contar con la complicidad municipal. El edificio del Consulado del Mar es sede de la Academia Provincial de Dibujo desde hace más de dos siglos y es Bien de Interés Cultural con categoría de Monumento desde el año 1995.