scorecardresearch

El PSOE achaca la falta de inversiones en barrios al «interés electoral» del PP

Á.M / Burgos
-

Critican que el grueso de los dos planes E «se destinara a obras en el centro» mientras otras llevan años proyectadas pero sin fondos

Así están algunas aceras en San Juan de los Lagos. - Foto: Luis López Araico

El centro de la ciudad privilegiado por los dos planes E, que revirtieron en obras por valor de más de 50 millones, y los barrios olvidados desde entonces. Así es como ve el PSOE la política municipal de Vías Públicas, Concejalía que estuvo en manos de Santiago González Braceras hasta su dimisión y que ahora coordina el vicealcalde, Ángel Ibáñez.

La concejala socialista Esther Peñalba aseguró ayer que en la última comisión informativa de este área se interesó por el presupuesto disponible para acometer cirugía urbana en los barrios, «pero la presidenta nos dijo que no tenía conocimiento de este asunto». La respuesta se debe, amplió la edil, a que «cuando González era el concejal no formaba parte de la comisión pero Ibáñez era el vicepresidente, y ahora que el concejal de Vías Públicas es Ibáñez, ya no está en la comisión». Curioso.

Así que, en busca de respuestas, Peñalba avanzó que en el próximo Pleno (viernes 14), el PSOE defenderá una proposición para que el equipo de Gobierno se avenga a ejecutar, al menos, las obras de urbanización del entorno de la Fábrica de la Moneda. «Los vecinos llevan pidiéndolo desde 2006, pero cuando vinieron los planes E se destinó todo el dinero al centro y se marginó a los barrios, así que estas obras no se hicieron a pesar de estar proyectadas desde hace años». Efectivamente, esta es una intervención que vecinos y técnicos llevan años recomendando, pero ni ha habido suerte ni la va a haber. Al menos no este año.

Tras poner ese ejemplo y recordar otras actuaciones proyectadas pero no ejecutadas, como la mejora integral de San Juan de los Lagos o la calle Trujillo (barriada de San Cristóbal), Peñalba concluyó que el PP «no trata a todos los burgaleses por igual, pero sí exige a todos que paguen los impuestos por igual aunque algunos no han recibido inversiones en los últimos 30 años». El principal grupo de la oposición terminó acusando al Ejecutivo de discriminar inversiones por «rendimiento electoral y beneficio propio».